****************

lunes, 25 de febrero de 2013

Regla simple



El refrán “cuando el río suena, agua lleva” está tan vigente aquí  como en la Isla Ducie (una posesión de los piratas) y se aplica usualmente para afirmar que cualquier rumor que tiene algún fundamento, está más para ser creído que ignorado.
Y por estos lares el río suena según un informe de páginas bancarias del pasado jueves 14 de febrero que “La autoridad monetaria (el Banco Central) permitió otro deslizamiento a la baja del tipo de cambio en el mercado mayorista, lo que impulsó un centavo la divisa estadounidense en pizarras de bancos y casas de cambio.” lo cual marca una aceleración en la devaluación del peso (no declarada) pero que sumada a los altos índices de inflación es ya un hecho concreto.
Otro rumor del río, este protagonizado por el vice Ministro de Economía en funciones portaba el rum rum al día siguiente del anterior, que el muchacho Axel habría vuelto a proponer desdoblar el mercado cambiario, una idea que viene arrastrando desde el primer momento que ingresó a las ligas mayores y según un documento que circuló incluye varios ejes centrales: una devaluación fuerte y un cambio de moneda para que nazca el “Peso Federal”.
Y hay un tercero del día de hoy donde se indica que  el Gobierno debate cómo salir de una brecha cambiaria de más del 50% que daña el devenir económico a futuro a través de la instrumentación de un desdoblamiento cambiario, algo así como tipos de cambio diferenciados por actividad; eso sí cualquiera sea el resultado del merengue “en ningún caso se permitiría la compra de dólares para ahorro interno”.
Los memoriosos indican que este “menjunje” que se está considerando en una mala mezcla de experiencias anteriores tales como el plan austral, primavera y también del uno a uno.
En un razonamiento poco académico del tipo que labura y se da cuenta que cuando se le termina el sueldo tiene mucho mes por delante, piensa que estas cosas pasan porque olvidaron los genios de la economía argentina una regla muy simple de antes que se inventaran tantas profesiones relacionadas con la economía, lo que hace casi imposible ponerse de acuerdo en algo general sin que ello afecte a éste o aquel sector y cual era conocida como Debe, Haber, Saldo.
Debe: indicaba que no se podía gastar más de lo que ingresaba como Haber, para que diera como resultado final un Saldo favorable. Simple: debe haber saldo. Si recibo diez y gasto quince, estoy en la lona como la economía argentina en estos momentos.
Los precios no tienen por qué subir decía Juan Vital Sourrouille por entonces Ministro de Economía de Ricardo Alfonsín al pergeñar junto a Lavagna, Machinea, Canitrot, Brodersohn, Heyman y el discreto encanto del FMI que movía la batuta tras bambalinas el desastroso Plan Austral (de ajuste antiinflacionario) que dio a poco de andar otro desastre llamado Plan Primavera
En una entrevista realizada en 2009 por el diario Ámbito Financiero, Sourrouille recordaba una  reunión en el F.M.I. presentando el plan austral de esta forma “En la presentación del Plan Austral en Estados Unidos fuimos al despacho de Jacques de Larosière, director del Fondo, y ahí estaba la «crema» del Gobierno de Estados Unidos: Paul Volker, James Baker, Robert Mulford y Larosière.
Discutimos los pormenores y la reunión terminó a las 12 de la noche, momento en que  Paul Volker dijo: Estoy de acuerdo,  estaba decidido que se hacía. Para el FMI firmar un acuerdo con congelamiento de precios era una cosa de locos. Pero se siguió adelante.
Había elecciones en octubre, estaban muy cerca y también había otros frentes en los que el Gobierno encontraba dificultades: Un índice de inflación exageradamente alto y otras cuestiones no menos importantes.
Había que parar la inflación, como mínimo. En el Plan Austral, nosotros entendíamos que era inexorable hacer un congelamiento de precios para detener la inflación bruscamente, no había tiempo para más gradualismo.”
Malas políticas públicas, déficits excesivos y el fomento de finanzas inflacionarias dan como resultado ese tipo de planes, y hacia ahí vamos ignorando la regla simple del  debe, haber, saldo.
A Tato hablando de este tema lo habràs visto muchas veces, pero sirve para recordar la mala memoria que tienen lo políticos.
No aprendemos más, está a la vista.

     

Gracias: www.youtube.com/user/GusBelgranista.
Otras fuentes:zonabancos/clarín/perfil/mariokostzer/www.

0 comentarios: