****************

miércoles, 24 de mayo de 2017

Cosas de la vida breve 16

Gestos
Gírate, mueve tu cuerpo hacia mí con la inocencia fingida del acto casual.
Y después ladea la cabeza y, con la mano, aparta hacia atrás el cabello en gesto que descubra tu cuello, como si el pelo te estorbase para hablarme, como si el giro de la cabeza y el vuelo de la melena fuese el movimiento de una danza espontánea.
Después mírame como si yo ocupase toda la capacidad que de ver tienes, llenándome de tus pupilas que se agradan y se fijan en mí con interés exclusivo.
En un momento dado te pintarás la boca con lenta parsimonia y frotarás un labio contra otro, procurando que yo siga todo el proceso sin perder un detalle.
 A continuación, tendrás la necesidad de arreglarte el pliegue de tu falda mientras hablas
distraídamente de cualquier cosa que ninguno de los dos va a recordar más tarde.
Por fin, tropezará tu cuerpo con el mío en el movimiento impreciso de una leve torpeza.
¡Qué cantidad de palabras de amor puedes decirme en el
idioma universal que todos conocemos!.

Compartida y comprada

Antes me sentía avergonzado, pero ya no.
Al principio lo ocultaba, iba como uno más a verte, pero ahora ya todos lo saben,
pues yo lo proclamo.
Ahora digo que te quiero en público y digo que mi amor por ti es infinitamente más grande que las monedas que me  pides a cambio.
Ahora espero mi turno con la cabeza alta.
Las noches de fiesta, cuando más difícil es verte, ya me he acostumbrado a esperar y compartirte con otros hombres.
Esos días no me importa estar en la barra del bar hablando con los camareros hasta que quedas libre y yo accedo a ti.
No; bien sabes que ya no soy celoso.
Por las mañanas respeto tu descanso: nunca insisto en verte.
En las mañanas pienso en cómo descansas, en la postura de tu cuerpo dormido y agotado por tantos ansiosos que te quisieron unos minutos la noche anterior.
 Esa es la diferencia, tú lo sabes.
Ellos te aman, porque es imposible no quererte, pero el amor de esos pasajeros dura los minutos de tu alquiler.
Mi amor no termina con el fin del tiempo que compré con los billetes que siempre pides. Mi amor se queda a la espera de que pase la mañana en la que duermes.
Mi amor queda a la espera de que salgas a la calle de nuevo o te arrimes a la barra del bar habitual.
Mi amor es paciente y duradero, y aguarda el turno que me corresponde tras el cliente que me precede.
Mi amor te proclama como la más bella de todas, la más maravillosa de entre ellas. Ninguna de las que se acercan a las ventanillas de los coches o ponen sus pechos sobre los clientes de un bar es tan tierna como tú.
Lo he dicho muchas veces en los últimos tiempos sin ninguna vergüenza: te quiero.
Te quiero aunque sea compartida. Te quiero aunque tenga que robar para pagar el ínfimo precio que me pides.
Te quiero aunque te rías y me señales el reloj cuando mi tiempo se termina.
Te quiero aunque me pidas más dinero del que tengo. Te quiero aunque note tu aburrimiento cuando te penetro. Te quiero aunque me olvides con la siguiente conquista que haces en la calle o en el bar. Te quiero por encima de tus gestos de asco cuando crees que no te veo.
También te quiero cuando te vas cansada y sola en la madrugada.
Lo gritaré muy alto y muchas veces.
Ya no me avergüenza decirlo.





Recopilación y adaptación de textos anónimos:
fuente: www.escolar.com

lunes, 15 de mayo de 2017

NO renuncio y vuelvo.



NO Renuncio y vuelvo por:
"Me he visto en el deber de posponer mi renuncia  en razón de que en mi país han ocurrido hechos de suma gravedad que requieren de mi presencia en la Argentina"
Y yo como la ex-PresidenTe soy  un patriota (pero sin juicios ni procesos en curso) y me debo al pueblo (¿) y aquí estoy de vuelta  otra vez de nuevo.

Voy a seguir filosofando porque como dijo Pericles (mi favorito)  “....amamos la belleza con economía y amamos la sabiduría sin blandicie, y usamos la riqueza más como ocasión de obrar que como jactancia de palabra.
Y el reconocer que se es pobre no es vergüenza para nadie, sino que el no huirlo de hecho, eso sí que es más vergonzoso.
Arraigada está en ellos la preocupación de los asuntos privados y también de los públicos; y estas gentes, dedicadas a otras actividades, entienden no menos de los asuntos públicos.
Somos los únicos, en efecto, que consideramos al que no participa de estas cosas, no ya un tranquilo, sino un inútil, y nosotros mismos, o bien emitimos nuestro propio juicio, o bien deliberamos rectamente sobre los asuntos públicos, sin considerar las palabras un perjuicio para la acción, sino el no aprender de antemano mediante la palabra antes de pasar de hecho a ejecutar lo que es preciso.
Pues también poseemos ventajosamente esto: el ser atrevidos, y deliberar especialmente sobre lo que vamos a emprender; en cambio en los otros la ignorancia les da temeridad y la reflexión les implica demora.
Podrían ser considerados justamente los de mejor ánimo, aquellos que conocen exactamente lo agradable y lo terrible y no por ello se apartan de los peligros.
Y en lo que concierne a la virtud nos distinguimos de la mayoría, pues nos procuramos a los amigos, no recibiendo favores sino haciéndolos. Y es que el que otorga el favor un amigo más seguro para mantener la amistad que le debe aquel a quien se lo hizo, pues el que lo debe es en cambio más débil, ya que sabe que devolverá el favor no gratuitamente sino como si fuera una deuda.
Y somos los únicos que sin angustiarnos procuramos a alguien beneficios no tanto por el cálculo del momento oportuno como por la confianza en nuestra libertad. (Parte del Discurso fúnebre de Pericles, escrito cuando no existía la luz eléctrica).

sábado, 6 de mayo de 2017

Yo quisiera renunciar.¡

Hola, soy el autor de este Blog desde el 24 de abril de 2010 y vengo a decirles, que yo quisiera renunciar.
-Renunciar, por qué?
 Porque tengo ganas de renunciar y listo.
-Bueno, pero Ud. sabe que toda renuncia que se precie de tal debe al menos tener un motivo.
Bueno se lo digo, renuncio porque tengo ganas, que tanto. Como Florencio
-No me parece un motivo valedero para alguien que como Ud. viene escribiendo aquí desde hace siete años. Además Florencio se prepara para volver, si ud piensa igual para que renunciar.
Pongamos entonces que tengo muchas, muchas ganas de renunciar, un montón de ganas.
-No le aceptamos su renuncia.
Y a mí que me importa, la renuncia es un acto administrativo válido que guardando ciertas formas (plazo por ejemplo) no se eleva para pedir su aprobación, se renuncia y san se acabó.
-Pero Ud. nos resulta muy valioso, le pediría entonces que lo reconsidere, que lo piense un poco y luego lo volvemos a charlar.
NO¡¡
-Bueno al menos dígame “off the record” que razones lo motivan a renunciar.
Uff, desde la grieta, palabrita que descubrieron ahora cuando viene existiendo desde tiempo de la colonia,...... azules y colorados, unitarios o federales, peronistas o radicales, Maradona o Messi, heteros o gay,  y mil cuestiones más, incluso hasta los limones de Mauricio, por ejemplo:
Por lo que dice Florencio Randazzo: “el enemigo es Macri” como única propuesta para candidatearse,
Por lo que algunos fogonean diciendo:
Cristina mide entre 30 y 40...........30 y 40 qué?
Por Gerardo Romano y sus vaivenes, antes la amaba, ahora dice “Cristina es una chorra hija de puta y Néstor se murió. Terminemos con el pasado". 
Por las ratitas que rajan cuando el barco se hunde: Cristina le erró y le pifió en esto, y le pifiamos los que asumimos este tuit como verdadero", me refiero al ultra Diego Brancatelli
Por la intendente de la Matanza Verónica Magario, que es la expresión más clara del gataflorismo, pide por el MetroBus, lo tiene, dice que no le alcanza y llora como la Gata Flora
Por Maduro y su canciller Delcy Rodríguez.
Por los mosquitos.,
Porque, ni siquiera pasamos la mitad del actual período presidencial y ya hay quien piensa en el 2019.
Por............... que aún no aprendí a hablar con las vacas:
     

-Basta, le aceptamos la renuncia, y no solo eso, yo también renuncio.
 Es de verdad un trabajo insalubre éste.




Video gentileza de El País/Youtube