****************

Buscar en este blog

jueves, 30 de junio de 2011

Situaciones

Gráficas:
Justo aquí este granito.¡¡         No recuerdo si cerré la llave del gas.¡
       Una limosnita para esta pobre         Siempre tengo frío en las orejas..¡
        joven  que nació al revés. Pliss
Y en movimiento:

                                     
6/2011


Video:Dailymotion-Zoom.in
fotos:Century21.com

Humoristas Argentinos.

HOY: Guillermo Francella
        Julieta Prandi.
           Escena del programa de TV "Poné a Francella"

                               Gracias:http://www.youtube.com/user/fgsm0

martes, 28 de junio de 2011

Gordito, sanito.¡

Oliver Hardy
Equilibrio debiera ser una de las palabras que más tendríamos que aplicar en muchas actitudes diarias que debemos afrontar en  nuestra vida. La definición que a mi criterio más se ajusta a equilibrio es lograr una "armonía" entre cosas diversas.
Ni tan blanco, ni tan negro, ni ultra optimista, pero tampoco ultra negativo: todo con equilibrio
Contaba mi abuela que otras épocas cuando alguna vecina veía a  niños rellenitos de cachetes era casi una frase nacional y que alegraba mucho a la progenitora del párvulo decir, que lindo, que gordito se ve que es sanito.
Claro la alimentación se componía de leche materna en el inicio, después de la leche que daban las vacas de los alrededores con bastante nata, pan y manteca y cuando aparecían las sillas del comedor (dientes) ya te daban una chuleta bien jugosa para que los fueras afilando bien.
En el sentido contrario, las dietas, generalmente se basaban en el principio de las tres "M" (Morfar Mucho Menos) algo así como sopita tipo hospital, sin sal, con fideos cabello de ángel, una frutita y stop, claro que tampoco duraban mucho.
Las damiselas una vez enganchado el caballo al carro conocido como matrimonio, inmediatamente renegaban de la sopita de cabello de ángel, y le empezaban a dar a los ravioles con tuco, a las tortas mil hojas y algún que otro licorcito que actuaba como digestivo.
Encontrar hoy en día un médico que no te aconseje comer con poca sal, no hacer vida sedentaria, tener una rutina de ejercicios y respetarla es más difícil que hacer gárgaras de talco.
Claro nos fuimos de la dieta del gordito sanito, permisiva y sabrosa, a la vida sanita (aburrida por cierto) que no solo recomiendan los médicos especialistas, sino tu tía, el desubicado que te encuentra y te dice "che que gordo que estás, te convendría hacer ejercicio" como si el puchero en tu casa lo pagara él, y cuanto pavote con aire de profesional se sienta en un estudio de televisión para hablar de la conveniencia de la vida sana.
Pero el que busca encuentra, y como en la web esta casi todo (hacer esta reserva del "casi" nunca viene mal) encontré esta entrevista realizada por la TV de Porto Alegre Brasil, que hace tiempo circula por la red pero es bueno recordarla, de las opiniones del Dr. Paulo Ubitarán hablando de lo beneficioso  y lo perjudicial entre la teoría del gordito sanito y la sopa livianita:

- Los ejercicios  cardiovasculares prolongan la vida ¿es verdad?
El corazón está hecho para latir una cantidad de veces determinadas. No desperdicie esos latidos en ejercicios. Su periodo de vida se gastará, independientemente de su uso. Acelerar su corazón no va a hacer que usted viva más. Eso es como decir que usted puede prolongar  la  vida de su coche conduciendo más deprisa. ¿Quiere vivir más? Échese una siesta.
 
P: ¿Debo dejar de comer carnes rojas y comer más frutas y vegetales?
R: Se necesita entender la logística de la eficiencia en alimentación. ¿Qué comen las vacas? Hierba y maíz. ¿Qué es eso? Vegetales. Entonces un filete es el mecanismo más eficaz de colocar vegetales en su sistema. ¿Necesita comer cereales? Pues coma pollo.
 
P: ¿Debo reducir el consumo  de alcohol?

R: De ninguna manera. El vino está hecho de fruta. El brandy es un vino destilado, lo que significa que se elimina el  agua de la fruta de modo que usted saque mayor provecho de ella. La cerveza también está hecha de cereales. No limite demasiado su consumo.

P: ¿Cuales son las ventajas de un programa  regular de ejercicios?

R: Mi filosofía es: si no tiene dolor, no haga nada. Está usted bien.

P: ¿Los fritos son perjudiciales?

R: Hoy en día la comida se fríe en aceite vegetal. La verdad es que quedan impregnadas de aceite vegetal. ¿Como puede ser que más vegetales añadidos sean perjudiciales para usted?
 
P:  ¿La gimnasia ayuda a reducir la obesidad?
R:  Absolutamente no. Ejercitar un músculo lo único que hace es aumentar el tamaño del músculo.
 
P: ¿El chocolate hace daño?
R: Es cacao. Otro  vegetal. Es un alimento bueno para ser  feliz. La  vida no debe ser un viaje para la tumba, con la intención de llegar sano y salvo, con un cuerpo atractivo y bien preservado. Lo mejor es emprender el camino, con una cerveza en la mano y un bocadillo en la otra. El mejor final es haber tenido mucho sexo y un cuerpo completamente gastado, totalmente usado, gritando: mereció la pena, qué viaje tan extraordinario...
 
P: ¿Algún consejo más que nos pueda dar?
R: Si andar mucho fuera saludable, los carteros serían inmortales. Las ballenas se pasan nadando todo el día, solo comen pescado y solo beben agua. Sin embargo están gordas.
Las liebres corren, saltan y no paran, pero no pasan de 15 años de vida. Las tortugas no corren y no hacen nada, pero viven 450 años.

Al mejor estilo de Poncio Pilatos, concluyo diciendo " las opiniones vertidas en esta nota, a partir del párrafo con el que se inicia la entrevista, son de exclusiva responsabilidad de quienes las emitieron, y no representan necesariamente el pensamiento del autor..."
Pero como a los amigos (ni a nadie) se les miente, les digo que ya mismo estoy cambiando de médico, total Brasil no está tan lejos.
BC.2011.All rights reserved.
                                  
Gracias:Emir
Gracias:http://www.youtube.com/user/barthsexy

domingo, 26 de junio de 2011

La noticia del día.

Fuente:Canchallena

Fotos gentileza de todochistoso.com

Gracias por la Música -Especial Promoción

1).- Los Auténticos Decadentes "Los Piratas"
                Gracias:http://www.youtube.com/user/tockadiscosargentina


2) Luís Miguel : "B"ésame mucho
                                                Gracias:http://www.youtube.com/user/locochepo

viernes, 24 de junio de 2011

No se me ocurre nada.

No se me ocurre nada. Estoy más vacío que heladera en reparación, tengo tanta creatividad como el agujero de un queso gruyere.
Tendré que salir a caminar por el parque como hacen los poetas y por ejemplo, al ver alguna maravilla de la naturaleza escribir: "que bonita mariposa, que vuela de rosa en rosa, escribiré alguna cosa.
Seguro que lo hago en prosa pues mi poesía es tediosa, y si inicio mal la cosa......., oh, se voló la mariposa.
No si cuando a mi no se me ocurre nada, no se me ocurre nada.
Vi una foto de la señora reina inglesa, y junto a ella en una ceremonia que dicen forma parte de la tradición hay un señor de pollerita con la zanahoria expuesta; me dije, aquí está el tema, pero cuando empecé a profundizar me di cuenta que ya lo habían hecho antes 258 páginas ¡
Y a mí no se me ocurre nada......,
Anoche haciendo zapping en la tevé me encontré con el programa de Jesús Quintero conversando con Fernando Arrabal sobre el tema de la masturbación. Que Diderot, Freud, y el cura del pueblo decían que es muy mala, que te quita la vista, que es obscena, y que luego han descubierto que practicarla hace bien a la próstata.
Y a mí no se me ocurre nada, a no ser que pruebe si esto de la masturbación es cierto. 
Si¡ mejor pruebo y después comento como fue la experiencia y si resulta buena o mala.
Y mientras tanto, sigo aquí con el pescado sin vender.

Igual ayer me lucí; puse el relojito ese con los gimnastas que marcan la hora, es muy original y durante cuatro o cinco días será novedad, por allí en ese tiempo me inspiro.
La verdad que parafraseando a  Johann Wolfgang von Goethe" La originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si nunca hubiesen sido dichas por otro" y eso estoy tratando de hacer  pero no hay caso, no se me ocurre nada.
Bueno convengamos que si algo no funciona no quiere decir que sea inútil. Todavía tengo esperanzas.
Pienso........ y si me siento a sentir el pensamiento como decía Unamuno.
Llevo dos horas y media sentado, y nada.
Lo tengo, lo tengo, se me ocurrió a las dos horas 43 minutos. Desempolvo un viejo diálogo (se sabrá perdonar lo de desempolvo) sobre sexo de la serie “Sex and de City” el sexo siempre vende

Es este: la charla es entre el personaje Carrie y Samantha (Sarah Jéssica Parker y Kim Catrall intérpretes en la ficción). 
-A ver, qué es tan importante que no puede esperar? 
-He visto una cana 
-¿En tu plato? 
-En mi vello... de ahí abajo ¿Qué puedo hacer ahora? es un desastre! 
-¡No es ningún desastre! pasa al envejecer, tú misma lo dijiste!
-Mis ojos pueden envejecer, pero esto, esto!! No puede envejecer ¿Qué pensará Smith? 
-Smith es muy consciente del hecho que eres mayor 
-Mayor que él, no mayor. Y esto es de vieja! ningún hombre quiere follar con la cotorra de una abuela, iba a arrancármela pero entonces vendrán 6 más a su funeral. Eso es lo que dicen!
- Adiós (dice Carrie)
--Carrie, ¡No te vayas, por favor! ahí no acaba la historia 
-¿Es que hay algo más? 
-Me la teñí. ¡Me pasé de tiempo! y está de otro color 
-Muy bien, te doy 10 segundos y luego me marcho. 10,9, 8….
-Está roja anaranjada !! y cuando Smith la vea voy a tener que explicarle por qué. Carrie tú no entiendes la magnitud de esto, mi cotorrita parece un  payaso! “

Ah, la sabían. y qué culpa tengo yo que Uds. se la pasen frente al televisor, con razón que cada vez se venden menos libros, que los chicos no saben leer, claro, todo el día frente al televisor.
Silencio¡¡
Se me acaba de ocurrir algo, voy a hacer lo mismo que los vagos, cuando se levantan con ganas de trabajar: se acuestan hasta que se le pase.
Yo me acostaré a pensar en algo original.
Por el momento no se me ocurre nada.
Si quieren ver la foto de la zanahoria deshidratada es este enlace:http://img846.imageshack.us/img846/6514/tradiciones.jpg
Si no recuerdan a Fernando Arrabal, es este señor:

Gracias:http://www.youtube.com/user/christele017
Ya se me ocurrirá algo....¡


BC.2011.All rights reserved.

jueves, 23 de junio de 2011

Empelotémonos.

En vista de lo visto me desvisto,
me desnudo a mí misma y me mantengo,
me encanta este tener lo que no tengo.
Gloria Fuertes (Poeta española)

Cuentan los mayores que hubo una época en que el tobillo desnudo de una dama resultaba más erotizante que ver juntas y desnuditas en una cama King Size a las tres minas más bonitas y lujuriosas del planeta, cuyos nombres no menciono para que cada quien ponga en su cama a las que más le gusten.

Continuando con el tobillo de épocas pasadas cuando las damas eran mujeres de pelo ahí y debajo de la axila también. si el ocasional admirador del peroné, la tibia y el astrágalo que unidos forman el excitante tobillo, divisaba justo debajo donde el hombro comienza y se desliza en un torneado brazo femenino, una matita de pelos, al machito comenzaban a correrle  en su cabeza una legión de ratones paranoicos de manera desenfrenada y había solo una forma de calmarlos.

Cuentan también que más acá en el tiempo y ya con las mujeres mostrando desenfadadamente sus tobillos  y sus piernas hasta diez cts. por sobre su rodilla,  los varoncitos que querían ver las tetas de la Sarli  (sex simbol argentina de los años 60) en algunas de sus películas, por entonces prohibidas para menores de 18, en pantalla chica y en blanco y negro, tenían que sobornar al encargado del control del cine, para poder ingresar y disfrutar de los globos de la Coca por algunos minutos en la oscuridad. Había quienes  con alguna pelusa como barba y ralo bigote, utilizaban un corchito quemado para resaltarlos y así aparentar con ese artilugio que eran hombres de barba y bigote, habilitados para ver a Isabel sin corpiños.

Roger Vadim catapultó a BB. y ahí los ratones ya con pantalla a color y vista visión o algo parecido enloquecieron totalmente, casi tanto como cuando Lady Godiva puso en práctica su paseíto por las calles de Coventry iniciando tal vez la primer protesta social desnuda, porque su maridito Leofric abusaba con el cobro de altos impuestos a la población. Los maliciosos de siempre sostienen que la Lady lo que realmente quería era darse el gusto de andar a caballo en cueros, y así experimentar la sensación de sentir el roce de su piel contra la del equino, tranquilita y sin apuros.

Agregan, que no solo fue el sastre Tom (conocido luego como Peeping) el único mirón en aquella ocasión. Muchas damiselas de la época quisieron comprobar si en la agraciada Godiva, había algo de celulitis y si sus tetitas eran tan prietas como una manzana o tan blanditas como un flan y los jovenzuelos ni te cuento
Más allá de Tinto Brass y sus películas, donde lo raro es ver gente vestida, o los experimentos de  Spencer Tunick fotografiando multitudes de traseros y delanteros  desnudos por el mundo entero, hay una extraña relación de los humanos con el desnudo y como decía Heinrich Heine “Bien mirados, todos nos ocultamos completamente desnudos en los vestidos que usamos”
Es sabido y repito, que cuando un mono ve a otro hacer una monería (en este caso ponerse en bolas) lo imita y es así que el desnudo colectivo ya como protesta social se instauró en nuestra sociedad y las protestas con carteles, pancartas, medios sonoros y banderas, están siendo desplazadas por las , llamémosle así, protestas en pelotas.
Y cualquier motivo es bueno: por el uso de la bicicleta en Zaragoza o en Madrid, por un reclamo de tierras, en Veracruz, por el quite de planes sociales en Bilbao, por no cobrar sus haberes en término en Rusia las azafatas de una línea aérea, en Chile contra la contaminación ambiental, en Buenos Aires por motivos varios, en cualquier lugar del globo, pocos o muchos  por una u otra razón se ponen en pelotas para protestar.
Y claro, quienes hemos experimentado esa sensación de libertad de no solo sentir el aire en la cara sino en todo el cuerpo, pisando la arena húmeda en el mar o la hierba fresca en el bosque comprendemos que además de la protesta está el disfrute de esas sensaciones naturales pero en la ciudad, en el asfalto y ante quien quiera mirar. Un combo bastante atractivo para cualquiera.
A empelotarnos se ha dicho, total lo hacen hasta en los noticieros:

                                   
Gracias:http://www.youtube.com/user/sanjaybhopal


miércoles, 22 de junio de 2011

Talento argentino.

Sin entrar a considerar  las connotaciones deportivas que para cualquier bostero  significa el partido que Belgrano de Córdoba y River Plate  mantendrán esta noche en la provincia mediterránea, uno aspirando a jugar en la primera división del fútbol profesional argentino, y el otro intentando mantenerse en la misma, la inclusión de este video solo obedece a un reconocimiento al autor del mismo, más allá del personaje  funesto elegido, por la oportuna originalidad. Talento argentino, que le dicen. 


Gracias:http://www.youtube.com/user/CabjSeba

Gracias por la Música

HOY:
Diego Torres y Vicentico " Usted "


                           Gracias: http://www.youtube.com/user/tonyxalone

lunes, 20 de junio de 2011

Somos lo que comemos.¡¡


Ilustración gent. de barnorama.com/funny-drawings

Premio Sunshine Award.


Gracias a la consideración de los amigos Arandax y su página "Cinediario.com" , Agustín  de Walrus Sinclair  y Lobo Viejo Verde mediante su personal blog, "Chucherías, collares y Perlas" ha recibido  ayer el Premio SUNSHINE AWARD, distinción que mucho valoro y agradezco.
Me toca a mí ahora compartir tal mención con otros 12 blogs  que detallo a continuación y que considero merecedores a todos en igual medida por el trabajo que constantemente nos brindan:
He omitido por haber recibido ya este premio desde otras páginas, a una serie de amigos a los que reitero mis felicitaciones.
Un agradecimiento también a "CincoLinks.com" portal que nos cobija y difunde.

domingo, 19 de junio de 2011

El día "de".


Me cargan las celebraciones impuestas por la sociedad de consumo, día del padre, de la madre, del arroz con leche, de la secretaria, del arquero, del perro, del tío, etc.etc.
Tomaba un café en la habitual confitería de Callao, y en la mesa de al lado dialogaban dos muchachos que rondarían los 35/36 años, y uno de ellos dice al otro: Que te parece si mañana vamos al campito y nos hacemos un picado con los muchachos??
-No mañana imposible, responde el otro, es el día del padre.
-El día del padre, me decís vos que a tu viejo lo ves más en la fotografía que hay en el living de tu casa que en persona? dejate de joder.
-Si es cierto, pero no puedo faltar mañana, voy a quedar como la mona si no voy.
No sé como habrá continuado la charla ni me interesa, solo sé que al igual que el protagonista de la misma, muchos son los que ven a sus padres o bien solo cuando los necesitan, o por alguna fotografía que esté en algún lugar de la casa.
Leía hace poco un escrito que mencionaba que las personas grandes se tornan invisibles para el resto a medida que van creciendo.
Esa invisibilidad comienza en el momento que los extraños dejan de llamarlos "Señor o Señora" para empezar a decirles "abuelo, abuela, Jefe, Don, Doña, madre, maestro" en un supuesto acto de respeto y cariño que a mí me parece más de hipocresía y compromiso.
En la mente de una señora que es “abuela” de sus nietos, no mía ni tuya, ni del vendedor de turno es muy probable que pasen estos pensamientos:
“Ya no sé en qué fecha estamos. En casa no hay calendarios y en mi memoria los hechos están confundidos en una maraña.
Me acuerdo de aquellos calendarios grandes, bonitos, ilustrados con imágenes de los santos que colgaban en la cocina. Ya no hay nada de eso. Todas las cosas antiguas han ido desapareciendo.
Y yo también me fui borrando sin que nadie se diera cuenta.
Primero me cambiaron de cuarto, pues la familia creció. Después me pasaron a una habitación más pequeña acompañada de mis biznietas. Ahora ocupo el desván, el que está en el patio de atrás. Prometieron cambiarme un vidrio roto de la ventana, pero se les olvido, y todas las noches por allí se cuela un airecito helado que aumenta mis dolores reumáticos.
La otra tarde caí en cuenta que mi voz también ha desparecido. Cuando les hablo a mis nietos o a mis hijos no me contestan.
Todos hablan sin mirarme, como si yo no estuviera con ellos, pero estoy allí escuchando atenta lo que dicen. A veces intervengo en la conversación, segura de que lo que voy a decirles no se le ha ocurrido a ninguno, y que les van a servir de mucho mis consejos.
Pero no me oyen, no me miran, no me responden. Entonces llena de tristeza me retiro a mi cuarto antes de terminar de tomar mi taza de café. Lo hago así, de pronto, para que
comprendan que estoy enojada, para que vengan a buscarme y me pidan perdón….Pero nadie viene.
El otro día les dije que cuando me muera entonces si me iban a extrañar. Mi nieto más pequeño dijo “¿Estas viva abuela? “. Les cayó tan en gracia, que no paraban de reír. Tres días estuve llorando en mi cuarto, hasta que una mañana entró uno de los muchachos a buscar unas cosas viejas y ni los buenos días me dio. Fue entonces cuando me convencí de que soy invisible.
Me paro en medio de la sala para ver si como a un estorbo, me miren, pero mi hija sigue barriendo sin tocarme, los niños corren a mí alrededor, de uno a otro lado, sin tropezar conmigo.
Un día los niños, vinieron a decirme que al día siguiente nos iríamos todos de día de campo. Me puse muy contenta. ¡Hacia tanto tiempo que no salía y menos al campo!
Fui la primera en levantarme. Quise arreglar las cosas con calma. Los viejos nos tardamos mucho en hacer cualquier cosa, así que me tomé mi tiempo para no retrasarlos. Al rato entraban y salían de la casa corriendo y llevando cosas al auto. Yo ya estaba lista y muy alegre, me paré en el zaguán a esperarlos. Cuando arrancaron y el auto desapareció por la calle comprendí que yo no estaba invitada, tal vez porque éramos demasiados. O porque mis pasos tan lentos impedirían que todos los demás corretearan a su gusto por el bosque.
Sentí claramente cómo mi corazón se encogía, la barbilla me temblaba como cuando uno se aguanta las ganas de llorar. 
Yo los entiendo, ellos si hacen cosas importantes. Ríen, gritan, sueñan,
Lloran, se abrazan, se besan. Y yo, ya no se a que saben los besos. Antes besaba tiernamente a los chiquitos, era un gusto enorme el que me daba tenerlos en mis brazos, como ramitas nuevas que habían salido de este viejo tronco en que me he convertido. Sentía su piel tiernita y su respiración dulzona muy cerca de mí.
Pero un día mi nieta Laura, que acababa de tener un bebe dijo que no era bueno que los ancianos besaran a los niños, por cuestiones de salud. Desde entonces ya no me acerqué
más a ellos, no fuera que les pasara algo malo por mis imprudencias.
Yo los bendigo a todos y les perdono, porque ¿Qué culpa tienen ellos de que yo me haya vuelto tan inservible? (Recopilación)
Por cosas como estas es que me cargan estos “días de” impuestos por el almanaque y la hipocresía de quienes solo tienen en cuenta a sus mayores, a sus afectos, a sus amigos, a sus mascotas, cuando el calendario lo manda.,
Hoy la hipocresía indica que es el día del padre, pasado mañana comienzo del invierno por estos lares, será el “día del anciano” y el miércoles 22 el día del deporte, y también el día del suelo y la tierra fértil, el día de la oficina en casa,  y en algún ignoto lugar será el día de la pavada y así seguirá girando la noria indefinidamente, hasta que no nos queden más días. 

All rights reserved.
                                         

sábado, 18 de junio de 2011

Cuando la tierra brama


                                

La erupción del Puyehue del cuatro de junio pasado, en una erupción volcánica que se inicia en el Complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle en Chile.
Este complejo volcánico que comprende el Puyehue, Cordón Caulle y Sierra Nevada tiene un largo historial de actividad volcánica que van desde hace 300 mil años hasta el presente.
Hay registros de esa  actividad o al menos se suponen en dichas fechas desde en 1759/1893/ y 1905
En febrero de 1914 se registra formalmente una erupción repitiéndose  otras en 1919/1921/1929/1934/1960/1990 siendo la del 4 de junio de 2011 la número 11 precisamente, y que ocurrió luego de un promedio de 230 sismos por hora, de los cuales 12 eventos presentaron magnitudes mayores a 4,0 grados en la escala de Richter.
Las consecuencias de la actividad del Puyehue se pueden apreciar en estas imágenes, y hoy a dos semanas del inicio de la misma, las cenizas siguen recorriendo miles de kilómetros contándole al mundo que la tierra que tanto agredimos, está poniéndose nerviosa.

Video gentileza de:www.youtube.com/user/akenatonto
Fuente datos:Wikipedia

viernes, 17 de junio de 2011

Retrato: Pedro Mairal

Foto Magalí Flaks
Pedro Mairal, Nació en Buenos Aires en 1970.
Cursó la carrera de Letras en la Universidad del Salvador, donde fue profesor adjunto de la cátedra de Literatura Inglesa.
En 1996 publicó el libro de poesía "Tigre como los pájaros" (Mención Premio Fortabat).
 En 1998 obtuvo el Premio Clarín de Novela por "Una noche con Sabrina Love", traducida a varios idiomas.y posteriormente  llevada al cine con la interpretación de Cecilia Roth  y Tomás Fonzi con la dirección de Alejandro Agresti.
Publicó además las novelas "El año del desierto" y "Salvatierra"; un volumen de cuentos, "Hoy temprano"; y dos libros de poesía, "Tigre como los pájaros" y "Consumidor final". Ha sido traducido y editado en Francia, Italia, España, Portugal, Polonia y Alemania. En 2007 fue incluido, por el jurado de Bogotá39, entre los mejores escritores jóvenes latinoamericanos.
El que sigue es un divertido escrito de su autoría  que fuera publicado en la revista Soho (Colombia) en el año 2008 "El culo de la arquitecta" 

"No suelo concordar con el prójimo varón sobre cuál es el mejor culo. Noto un gusto general por el culito escuálido de las modelos flacas. A mí me gustan grandes, hospitalarios, macizos. Me gusta el culo balcón, que sobresale y se autosustenta como un milagro de ingeniería. El culo bien latino, rappero, reggaetón, de doble pompa viva y prodigiosa.

Me salen versos cuando hablo de culos. Quizá porque en los culos hay algo más antiguo y atávico que en las tetas, que en realidad son una intelectualización. Las tetas son renacentistas, pero el culo es primitivo, neanderthaliano. Con su poder de atracción inequívoca, su convergencia invitadora, es un hit prehistórico. Despierta nuestro costado más bestial: el del acoplamiento en cuatro patas. Las tetas son un invento más reciente, son prosaicas. El culo, en cambio, es lírico, musical, cadencioso, indiscernible del meneo de caderas, del ritmo, la batida de la bossa que retrata a la garota que se aleja en Ipanema.

Porque el culo siempre se aleja, siempre se va yendo, invitando a que lo sigan. Se mueve en dirección contraria de las tetas que siempre vienen y por eso suelen ser alarmantes, amenazadoras, casi bélicas (me acuerdo de las tetas de Afrodita, la novia de Mazinger Z, que se disparaban como dos misiles). Las tetas confrontan, el culo huye, es elegía de sí mismo, se va yendo como la vida misma y deja tristes a los hombres pensando qué cosa más linda, más llena de gracia aquella morena que viene y que pasa con dulce balance camino del mar.

Las mujeres argentinas tienen orto, las colombianas jopo, las brasileras bunda, las mexicanas bote, las peruanas tarro, las cubanas nevera o fambeco, las chilenas tienen poto. O mejor dicho, las chilenas no tienen poto, según mis amigos transandinos que se quejan de esa falta y quedan asombrados cuando viajan por Latinoamérica. Yo mismo casi me encadeno a la muralla del Baluarte de San Francisco en el último Hay Festival de Cartagena de Indias para no tener que volver y poder seguir admirando el desfile incesante de cartageneras o barranquilleras cuyos culos altaneros merecían no este breve artículo sino un tratado enciclopédico o un poemario como el Canto General.

De las cosas que hacen las mujeres por su culo, la que más ternura me da es cuando lo acercan a la estufa para calentarlo. No lo pueden evitar. Pasan frente a una chimenea o un radiador y acercan el culo, lo empollan un rato. El culo es la parte más fría de una mujer. Siempre sorprende al tacto esa temperatura, el frescor del cachete en el primer encuentro con la mano.

Durante el abrazo, se puede llegar a los cachetes de dos maneras. Una es desde arriba, si la mujer tiene puesto un pantalón, pero es dificultoso y lo ajustado de la tela impide la maniobra y la palmada vital. La otra forma es desde abajo y eso es lo mejor, cuando se alcanza el culo levantando de a poco el vestido, por los muslos, y de pronto se llega a esas órbitas gemelas, esa abundancia a manos llenas. En ese instante se siente que las manos no fueron hechas para ninguna otra cosa más que palpar esa felicidad, para sentir con todos los músculos del cuerpo la blanda gravitación, el peso exacto de la redondez terrestre.

Se suele pensar que, en el sexo, la posición de perrito somete a la mujer. Pero hay que decir que abordar por detrás a una mujer de ancas poderosas puede ser todo lo contrario: es como acoplarse a una locomotora, como engancharse en la fuerza de la vida, hay que seguirla, no es fácil, uno queda subordinado a su energía, hay que trabajar, darle mucha bomba, carbón para la máquina. Es uno el que queda sometido a su gran expectativa, absorto, subyugado, vaciándose para siempre en la doble esfera viva de esa mantis religiosa.

Una vez vi un hombre de unos 45 años dando vueltas al parque, corriendo tras su personal trainer. Lo curioso es que era una personal trainer, y las calzas azules de esta profesora de gimnasia evidenciaban que tenía un doctorado en glúteos. Como el burro tras la zanahoria, el hombre corría tras ella sin pensar en nada más que ese seguimiento personal. No me sorprendería que a la media hora hubiera un grupo de corredores trotando detrás, en caravana. La música de los culos es la del flautista de Hamelin. Los hombres, con su legión de ratones, van tras ella, hipnotizados.

Las mujeres saben aprovechar sus recursos. Yo trabajé en una empresa en el mismo piso que una arquitecta narigona (esas narigonas sexys) y con un “tremendo fambeco”. Ella sabía que era su mejor ángulo y lo hacía valer, con unos pantalones ajustados que dejaban todo temblando. Era una de esas oficinas cuadradas, llenas de líneas rectas: el almanaque cuadriculado, la tabla rectangular del escritorio, la ventana, los estantes, las carpetas de archivos. Un lugar irrespirable de no ser por el culo de la arquitecta que a veces pasaba camino a tesorería o a la fotocopiadora. Su culo era lo único redondo en todo este edificio de oficinas. Lo único vivo yo creo. Nunca intenté nada (se decía que tenía un novio), pero en una época yo pensaba escribir una novela con los acoplamientos heroicos que imaginé con ella. Una novela que iba a titular, con un guiño a Greenaway, “El culo de una arquitecta”.

No escribí ni dos líneas de esa novela, pero sí algunos poemas que ella nunca leyó. Me acuerdo que la veía antes de verla, la intuía en un ritmo particular que tenía el sonido de sus pasos, un peso, un roce de la cara interna de sus muslos de falsa mulata. Cuando aparecía en el rabillo de mi ojo, ya sabía plenamente que se trataba de ella. Y pasaba y todo se detenía un instante, el memo, el mail, la voz en el teléfono, todo se curvaba de pronto, no había más rectas, todo se ovalaba, se abombaba, y el corazón del oficinista medio quedaba bailando. No exagero.

Además era plena crisis del 2002. Todo se derrumbaba, caían los ministros, los presidentes, caía la economía, la moneda, la bolsa, caía el gran telón pintado del primer mundo, caía la moral, el ingreso per cápita, todo caía, salvo el culo de la arquitecta que parecía subir y subir, cada vez más vivaracho, más mordible, más esférico, más encabritado en su oscilación por los corredores, pasando en un meneo vanidoso que parecía ir diciendo no, mirame pero no, seguime pero no, dedicame poemas pero no. Ojalá ella llegue a leer esto algún día y se entere del bien que me hizo durante esos dos años con solo ser parte de mi día laborable pasando con tanta gracia frente al mono de mi hormona. Y ojalá se entere también que, cuando me echaron, lo único que lamenté fue dejar de verla desfilar por los pasillos respingando el durazno gigante de su culo soñado."

 Fuente:pedromairalblog/El señor de abajoblog.

miércoles, 15 de junio de 2011

Polizontes de la vida.


En este viaje de la vida, hay quienes lo hacen en primera clase, un buen número lo hace en business class y la gran mayoría en económica o clase turista, obviamente la más incómoda.
Dentro de esta última categoría existen otros pasajeros que transcurren el viaje como polizontes, excluidos de todo beneficio y que en las sombras ven pasar los días y los años sin esperanza alguna.
Los personajes de los cuales hablaré en este relato existieron realmente allá por la década 1950/60 según supieron contarme algunas personas que los conocieron en su momento. 
Recuerdo que en mi  infancia había varios de estos personajes que a pesar del transcurrir de los años siguen presentes en mi recuerdo como formando una parte importante de los mismos, porque fueron de alguna medida los primeros representantes de un mundo irreal que yo por ser un niño desconocía.
JUSTO:
En esa galería de estereotipos estaba Justo; se decía de él que había sido un marino destacado de alto rango, que había caído en desgracia después de un desengaño amoroso que jamás pudo superar.
Justo hablaba muy bajito y cuando lo hacía no abundaba en palabras, es más, no recuerdo haberle escuchado hablar más allá de monosílabos o palabras cortas que no le significaran mucho esfuerzo.
Por haber sido marino, no le tenía mucho afecto al agua, y se mantenía bastante lejos de ella, por lo cual en su negra gorra de vasco que portaba día y noche, el negro brillaba por falta de jabón, situación ésta que obviamente se trasladaba a la humanidad de Justo.
En el barrio Justo hacía los mandados para casi todo el vecindario, principalmente se lo llamaba para buscar  kerosene para el bran metal o las lámparas de tubo, pues la corriente (monofásica de 110 ws) se cortaba seguido y solo funcionaba hasta las doce de la noche.
En el colegio nos hablaron un día de Justo José de Urquiza, y cuando me crucé con Justo se me ocurrió decirle: Justo José de Urquiza, el hombre que venció al tirano Rosas;  Justo me miró en silencio, y confieso que tuve un poco de miedo, pero su rostro se relajó y esbozó una sonrisa que nunca le había visto; no quise abusar de ello, y me alejé rápido pero contento de haber visto a Justo sonreír, al menos una vez.
Justo vivía en un ranchito bajo y estrecho, cerca de unos tamariscos en un terreno baldío jamás pidió nada, ni se quedó nunca con nada que no fuera suyo. En silencio andaba por la vida y en silencio se marchó; nunca supe que rumbo tomó. El rancho quedó vacío y una topadora, unos años después lo borró completamente del lugar.
VENANCIO:
La mejor descripción sobre la figura de Venancio, sería dibujarlo como un espantapájaros viviente. Sobrero marrón de fieltro con las alas volcadas hacia abajo, saco grande con remiendos, pantalones algo cortos para sus flacas piernas y alpargatas con bigotes.
Transitaba las calles con un extraño e ininteligible canto, acompañado siempre con ampulosos movimientos de sus dos brazos, que a veces extendía hacia el cielo, otros con un puño cerrado sobre el corazón, y el restante con un ventilador enloquecido, dando pequeños saltitos..
En otras ocasiones (pienso que esta por lo repetida era su coreografía preferida) extendía el brazo derecho hacia delante a la altura de su hombro y el pie izquierdo hacia atrás, luego repetía a la inversa, y al terminar el segundo paso, se quitaba el sombrero y haciendo una reverencia a una inexistente platea, reiniciaba todo desde el principio.
No pedía dinero, ni comida, ni ropa.
Solo revistas; nunca se supo si sabía leer o solo se entretenía mirando las imágenes. Lo ponía muy contento tener varias revistas bajo su brazo, y con ellas a buen resguardo se alejaba hacia un galpón en el cual pernoctaba junto a unos perros.
El periódico del pueblo, que aparecía solo dos veces al mes, apenas publicó una noticia escueta que decía: El pasado lunes 13 fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre de aproximadamente 60 años. Se trataba del vagabundo conocido como Venancio, y su cuerpo fue hallado en el galpón abandonado que le servía de refugio, junto a dos perros que
dormitaban al lado de su cuerpo, rodeado de una gran cantidad de revistas. Las bajas temperaturas reinantes y el mal tiempo que azotó la región en las últimas dos semanas habrían sido la causa de su deceso.
Sin duda andará Venancio haciendo su extraño baile por alguna nube de esas bien claras que resaltan en el cielo azul de la Patagonia, y se destacan por sobre las otras negras que anuncian tormentas como un  gran espantapájaros dispuesto a ahuyentarlas para que no impidan ver que más arriba hay un cielo cargado de estrellas.-
                                              
MARTIN:

En el pueblo lo conocían como Martín Pescador o Martín Gallinero, por la afición manifiesta por el puchero de gallina, ave que se procuraba visitando los gallineros de los vecinos del barrio, que en aquella época eran muy comunes en todo hogar de más de tres integrantes.
Le decían “ pescador” porque había institucionalizado un sistema de captura avícola mediante la utilización de un palo largo, al cual había atado unos cinco o seis metros de hilo de “albañil” que utilizaba al igual que un pescador con mosca, pero en los gallineros..
En la punta del hilo realizaba un nudo especial que le servía para colocar allí algún insecto que atrajera la atención de la gallina invitándola a atraparlo y que al engullirlo se tragara unos centímetros de hilo, suficientes para que Martín con un preciso golpe hacia atrás hiciera que la gallina volara prácticamente del “gallinero a su olla”
Más de un disgusto le costó a Martín y a sus dos hermanas solteronas con las cuales convivía en la vieja casa familiar, este casi vicio de Martín junto al otro que era el trago.
Cuando Martín  no estaba en casa, seguro estaba detenido en la comisaría cebando mate a los milicos con los cuales de tanto verlos habían cultivado una especie de “amistad” con reservas.
Juancho vecino de Martín le dijo un día: Che, en el centro están iniciando una obra y necesitan peones, vamos a anotarnos y nos ganamos unos mangos.
-Estás loco, respondió Martín, no trabajo nunca y a vos se te ocurre que empiece ahora que es verano, hace un calor bárbaro….ni loco.
Esto lo escuchó su hermana mayor que no perdió la oportunidad de recordarle que era un vago y mantenido y que bien le vendría ganarse dignamente unos pesos como lo hace cualquier varón bien nacido.
Le costó a Martín conciliar el sueño esa noche. Tal vez su hermana tenía razón y era hora de comenzar a sentar cabeza; ya casi cumplía los cuarenta y jamás había trabajado de corrido más de dos meses.
Al día siguiente temprano se presentó en la obra, y el capataz le dijo: Y para que sos bueno vos ?
-Para lo que sea Jefe respondió Martín.
-Hay que tirar abajo aquel paredón; sabés hacerlo?
-La pucha que no, si habré tirao paredones dijo Martín sin ponerse colorado, queriendo demostrar a su hermana mayor que él no era ningún vago, y que si no había trabajado antes era porque había encontrado mejores cosas que hacer.
Le dieron una masa tan pesada como sus ganas de trabajar.
Lentamente se encaminó hacia la pared que debía derribar y vio al Juancho y otro peón que golpeaban con fuerza sobre los ladrillos del lado contrario al que él se hallaba.
Martín pensó: voy del otro lado y entre los tres la mandamos abajo en un periquete.
Dio un golpe, seco, inútil, mortificante.
Se preparó para dar otro mientras sentía como el Juancho y su compañero del otro lado golpeteaban sin cesar como enloquecidos.
Levantó la masa y sintió la sensación que solo era el palo con el hilo de albañil que utilizaba para robar gallinas, algo que había hecho siempre y que era tan fácil.
Quienes estaban allí, dicen que Martín ni se enteró cuando la pesada pared cedió y lo cubrió totalmente con cientos de kilos de ladrillos y cemento.
A sus hermanas, cuando le entregaron el cuerpo, les dieron además un viejo bolso de lona verde, y un palo de escoba con unos metros de hilo de albañil fuertemente sujetos en la punta.
Varios son los que dicen que algunas veces cuando cae el sol, allá lejos en el horizonte se dibuja la figura de tres caminantes, que en silencio como tratando de pasar totalmente desapercibidos se pierden entre los débiles rayos del poniente, sin molestar tal cual como vivieron cuando se llamaban Justo,Venancio y Martín, tres polizontes de la vida.  
BC.2011.All rights reserved.



Foto 1) Google Imagenes 2) Ushuaia retro