****************

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Extrañando al Duque

  
En una cena con amigos, comenzó a tratarse el tema que fue introducido obviamente por las féminas presentes, las que sin tomar en consideración que alguno de nosotros podría sentirse algo incómodo, máxime con abstinencia de fútbol ( no hubo encuentros desde el 24 de octubre) nos hicieron partícipes de un reclamo en el cual  extraordinariamente todas coincidían: la tercera temporada de la serie, en su versión española de “Sin tetas no hay paraíso” sin la presencia de  Miguel Ángel Silvestre “El Duque”, ya no es lo mismo.
A mí personalmente no me gustan los minos, pero debo admitir que el vago a pesar de ser petiso y chueco (tres perros peleando pasan cómodos entre sus piernas) con esa barba cuidada como al  descuido y su voz aguardentosa, produce en el hijas de Eva, grititos entrecortados, saltitos de mono Tití y algún chorrito que entre gritito y saltito, se les escapa.
En el final visto en Argentina, el Duque junto a Catalina se van a un país lejano allí tienen un crio, y viven felices comiendo perdices, lejos del mundo de la delincuencia.
Recién ahora nos enteramos que el autor Gustavo Bolívar Moreno, previó dos finales uno el comentado precedentemente y otro en el cual el Duque muere a manos de Moreno, y a nosotros nos dieron el final de uno con el principio del otro, es decir con Catalina en la cárcel por haber dado muerte a Cortés (quien se acordaba de él ?) el Duque muerto por Moreno, el otro “moreno” sin el amor de Valeria, Cristina casada con una especie de Xavi Hernández, el inspector Torres (Armando del Río) desaparecido en acción, la Jessi empresaria de la noche; en fin todo un gran quilombo (palabra aprobada por la RAE)
Y las mujeres tienen razón, “Sin Tetas” sin el Duque Silvestre no es lo mismo y lo dicen estos números de audiencia entre una y otra temporada: 
1ª temporada: 4.016.000 espectadores y 23,4% de share
2ª temporada: 4.068.000 espectadores y 24,3% de share
3ª temporada: 2.921.000 espectadores y 16,8% de share
Dicen que el Miguelito se fue de la producción “para no encasillarse” pero todos sabemos que el mundo se mueve con una palanca que se llama “dinero” y que lo de Arquímides era solo una metáfora.
El asunto es que sin tetas en lo único que se parece a la anterior, es que Catalina continúa con sus bellos ojos de asombro dando vueltas por todos lados como diciendo: hay olor a gas, debe haber una pérdida por allí, fijaos gilipollas……..
Volvé Duque, en el mundo de las telenovelas todo es posible.
BC:
All rights reserved

Gracias:PimpinelaLover

0 comentarios: