****************

lunes, 28 de abril de 2014

Viejo verde









En el tiempo donde los culos postizos son mayoría, gloria a éste que dice toda la verdad.
Georges Brassens


Hay entre muchas expresiones populares, dos que nadie puede aseverar no haya escuchado al menos una vez en la vida:
-Viejo verde
-A mí nadie me toca el culo.
La primera para referirse a aquellas personas del sexo masculino que habiendo alcanzado determinada edad y perdido bastante pelo se empecinan en querer perpetuar, ya sea con la mirada o con sus manitos cuando la oportunidad se presenta, su  aún vigente sex-appeal a pesar que, como dice el tango “junto con el pelo que fugo del mate se te fue la pinta que no vuelve más, y la segunda para igualmente en una actitud intransigente demostrar que  nuestras actitudes no permiten que otros se tomen libertades no consentidas.
Pero….., como la ocasión hace al ladrón, el viejito verde pelado del video que hoy se muestra en centenares de lugares en la web, aprovechó la ocasión y como quien no quiere la cosa le metió mano al soberano trasero de la señora Reina que forrada por blindado culote no se dio cuenta, o tal vez sí, pero como una señora que es no quiso hacer una escena ante lo que podríamos llamar un gesto servicial por parte  del comedido alcalde.

Interpretaciones al margen, como se diría en el barrio, el veterano, despacito, despacito, como gallina comiendo bichitos, le tocó  el culo a la reina, he aquí  la prueba:             
                                                                               

martes, 22 de abril de 2014

En la tierra de humanos y colibríes.

La gente de Google, siempre tan dispuesta a recordarnos esas fechas que  la mayoría de nosotros ignoramos ya sea por desconocimiento o por desinterés, nos ha informado mediante una simpática animación que hoy es el Día de la Tierra.
Este planeta en el cual nacemos, crecemos, y desaparecemos para dar lugar a otros.
Dicen así que el colibrí rufo y otros simpáticos bichitos nos desea un feliz día de la tierra.
Y quizá pecando de optimista podríamos decir que la tierra de los colibríes, del pez globo, de los macacos, de la medusa luna y el escarabajo pelotero sería casi un verdadero paraíso si no fuera por nosotros los humanos que nos empeñamos en arruinarle la vida a todos ellos y por efecto rebote a todos nosotros y seguramente a otras generaciones que vendrán en el futuro.
Alguna vez Jacques Yves Cousteau dijo " Probablemente se ha hecho más daño a la Tierra en el siglo XX que en toda la historia anterior de la humanidad."

Estas imágenes parecen darle una lamentable razón:





La imagen del colibrí es gentileza de  colibripedia.com

miércoles, 16 de abril de 2014

La didáctica del corcho.

La relación entre el gremio docente y el Gobierno, este, aquel, el otro, o el que vendrá, siempre ha sido espinosa y posiblemente lo seguirá siendo.
Esta bonanza que hoy se respira luego de los anuales reclamos de mejoras salariales y de condiciones laborales, es solo eso, una calma que precede a la futura tormenta que con seguridad volverá a desatarse al término del presente ciclo escolar y se prolongará también como es habitual hasta el inicio del  próximo.
Por qué?
Porqué el reclamo permanente y aparentemente nunca satisfecho es ya una norma de muchos gremios y no se vislumbra que cambie en el futuro inmediato.
El que sigue es un texto que pertenece a  Enrique Mariscal de su libro " Cuentos Para Regalar " que el autor tituló como “El corcho” ese producto que se obtiene del alcornoque, un árbol siempre verde, de madera durísima, casi, casi como el siempre vigente reclamo docente.

Dice en su relato Mariscal:
-Hace años, un inspector visitó una escuela primaria.
En su recorrida observó algo que le llamó la atención: una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían un gran desorden; el cuadro era caótico.
Decidió presentarse:
"Permiso, soy el inspector de turno ...¿Algún problema?"
"Estoy abrumada señor, no sé qué hacer con estos chicos... No tengo láminas, el ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles ..."   
El inspector que era un "Docente de Alma", vio un corcho en el desordenado escritorio, lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:
¿Qué es esto? "
Un corcho señor "...gritaron los alumnos sorprendidos.
"Bien, ¿De dónde sale el corcho?".
"De la botella señor. Lo coloca una máquina...", "del alcornoque... de un árbol"... "de la madera...", respondían animosos los niños. 
"¿Y qué se puede hacer con madera?", continuaba entusiasta el docente.
"Sillas...", "una mesa...", "un barco! ". Bien, tenemos un barco.
¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito?
Escriban a qué provincia argentina pertenece.
¿Y cuál es el otro puerto más cercano?
¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar? Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.
La maestra quedó impresionada, al terminar la clase le dijo conmovida:
"Señor nunca olvidaré lo que me enseño hoy. Muchas Gracias."
Pasó el tiempo. El inspector volvió a la escuela y buscó a la maestra.
Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden...     
"Señorita... ¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí?
Sí señor ¡Cómo olvidarme! Qué suerte que regresó. No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?".




lunes, 7 de abril de 2014

Simile.


El hombre cuya figura aparece a la izquierda fue conocido como Giacomo Girolamo Casanova. Nació un. 2 de abril de 1725, en Venecia, y dice la historia que fue no solo un famoso aventurero, escritor, diplomático sino también agente secreto italiano. Por este lado del mundo se lo conoce más por su vida amorosa  y en sus memorias contabiliza la friolera de 1321 amantes  (Julio Iglesias, un poroto)

Una de esas “aventuras” fue narrada así en sus memorias obra que el autor denominó “Memorias Historia de mi vida” de esta manera:

“Tenía la Morphie una hermana de unos 13 años y me dijo que por un tálero, me cedía su cama.
Se lo prometí y me indicó un pequeño gabinete donde no había más que un jergón.
-Llamas a esto una cama? pregunté decepcionado.
-No tengo otro señor.
-Pues vas a quedarte sin el dinero.
-Pensaba Ud. desvestirse?
-Naturalmente ¡ duermes acaso vestida ?
-Nunca.
-Entonces acuéstate como de costumbre y tendrás tu tálero.
-¿Y porqué ?
-Porque quiero verte desnuda.
-No me hará Ud. nada?
-En absoluto, respondí . Solo quería contemplar su belleza tranquilamente.
Como no le hallé otra falta que un poco de aseo, le propuse bañarla.
Por suerte se avino a todo, excepto lo último; me dijo que aquello valía, en opinión de su hermana, por lo menos 25 luises de oro.
Le dije que otro día hablaríamos del asunto, porque aquel día no pensaba tocarla."

El hombre cuya figura aparece a la derecha, nació en Aracataca, un 6 de marzo de 1927* y el mundo lo conoce más por su nombre de escritor Gabriel García Márquez que por el verdadero con el que fue bautizado como Gabriel José de la Concordia García Márquez.
Por su obra literaria recibió el Nobel de Literatura en el año 1982.
Hay en ella un título, " Memoria de mis putas tristes" en la cual García Márquez describe una situación bastante parecida a la narrada en la primera parte de este escrito por Casanova; es esta:

-El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen.

...“Entré en el cuarto con el corazón desquiciado, y vi a la niña  dormida, desnuda y desamparada en la enorme cama de alquiler, como la parió su madre.
Yacía de medio lado, de cara a la puerta, alumbrada desde el plafondo por una luz intensa que no perdonaba detalle. Me senté a contemplarla desde el borde de la cama con un hechizo de los cinco sentidos.
Era morena y tibia. La habían sometido a un régimen de higiene y embellecimiento que no descuidó ni el vello incipiente del pubis.
Le habían rizado el cabello y tenía en las uñas de las manos y  los pies un esmalte natural, pero la piel del color de la melaza se veía áspera y maltratada.
Los senos recién nacidos parecían todavía de niño varón pero se veían urgidos por una energía secreta a punto de reventar.
…Estaba ensopada en un sudor fosforescente a pesar del ventilador, y el calor se volvía insoportable a medida que avanzaba la noche.
Era imposible imaginar cómo era la cara pintorreteada a brocha gorda, la espesa costra de polvos de arroz con dos parches de colorete en las mejillas, las pestañas postizas, las cejas y los párpados como ahumados con negro humo, y los labios aumentados con un barniz de chocolate.
…Tratando de no despertarla me senté desnudo en la cama con la vista ya  acostumbrada a los engaños de la luz roja, y la revisé palmo a palmo.
Traté de separarle las piernas con mi rodilla por una tentación imprevista.
En las dos primeras tentativas se opuso con los muslos tensos,  lanzó un gemido lúgubre, escapó de mis muslos, me dio la espalda y se enroscó como un caracol en su concha.
La pócima de valeriana debió ser tan eficaz para mí como para ella, porque nada pasó, ni a ella ni a nadie."

Dos buenas obras literarias para leer o recordar

*)Esta nota fue escrita diez días antes del fallecimiento de Gabriel García Márquez ocurrido el 17 de abril ppdo. en ciudad de México..




fuentes: Memorias: Giacomo Casanova
Memoria de mis putas tristes (Sudamericana/Mondadori) Gabriel García Márquez
www.tours-venice-italy.com