****************

martes, 17 de diciembre de 2013

La teoría y los hechos.

Pragmatismo es una palabra muy utilizada por la mayoría de los políticos cuando quieren justificar un cambio de actitud o posición frente a determinados problemas.
Así por ejemplo cuando el gobernador de Córdoba pide ayuda a Nación, pensando tal vez en aquellas palabras iniciales del Preámbulo de la Constitución Nacional que dice” Nos, los representantes del pueblo de la Nación Argentina, reunidos en Congreso General Constituyente por voluntad y elección de las provincias que la componen, en cumplimiento de pactos preexistentes, con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, etc.- el pragmatismo político le responde que la situación en Córdoba que derivó en violentos saqueos es producto de un "conflicto salarial que compete excluyentemente a la provincia"
Pero no es éste el tema al cual quiero referirme sino a una muestra más de “pragmatismo político” tomando palabras de un personaje político en plena actividad pero que pensaba diametralmente diferente a la actualidad y que por aquel entonces decia:

"-Me incorporé a la política, en tiempos en que ésta era vista como una actividad prestigiosa, “creíamos que íbamos a cambiar el mundo”.
-El ciudadano en general  tiene una pobre imagen del Congreso pregunta el periodista:
-Una mala imagen. No pobre. Al contrario, algunos parecen que la tienen muy de ricos.
¿Cómo es eso de muy de ricos?
-Y, no sé. Se dice que los políticos al cabo de un tiempo cambian de casa, de mujer y de auto. De repente la gente ha comenzado a visualizar la política como un medio que le cambia la vida a los políticos, pero no a la sociedad, y entonces hay un desprestigio creciente. Muchas veces asentado en realidades: ningún desprestigio se cimenta solamente con rumores. Lo cierto es que no siempre, pero muchas veces los malos ejemplos o las malas imágenes son las que se privilegian por sobre la mayoría. Pero en definitiva, creo que hay un desprestigio en el Congreso, porque es donde la gente más identifica a los partidos políticos, que son, creo, lo que está en crisis.

Ud. se manifestó en contra de un acuerdo internacional muy sonado. (1)
-Creo que se actuó mal, se asesoró mal a la presidencia y tengo el convencimiento que fue responsabilidad de la Cancillería. Pero para el Gobierno, los errores no se rectifican, los errores se ratifican, y yo creo que esta lógica es equivocada.
Ante la pregunta del periodista: Ud. tiene algo en contra de fulano (aquí menciona el nombre de otro político (2)) nuestro personaje responde: En política yo no me manejo ni con amores, ni con odios, ni con cuestiones personales."



Fuente: Extracto de un reportaje efectuado por Atilio Cadorin con la asistencia fotográfica de Ruben Digilio publicado el 17 de noviembre de 1996 por “Revista La Nación” al personaje político que Ud. podrá identificar haciendo clic en el siguiente enlace:  


1-Acuerdo con Chile por los hielos continentales en 1991.
2-Saadi

0 comentarios: