****************

jueves, 21 de agosto de 2014

El fin y los medios.

El fin:
La noticia dice que el "Ice Bucket Challenge" o el Baldazo como se conoce aquí es algo más que el hecho que te zampen un balde de agua fría que protagonizan las celebridades más reconocidas, entre empresarios, deportistas y artistas y del común denominador. Dicen que la idea de este reto es crear conciencia sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), enfermedad neurodegenerativa que debilita los músculos, genera pérdida de movilidad en extremidades y provoca dificultades para hablar, respirar y tragar.
¿Cómo nació el Ice Bucket Challenge? Hace dos años, al ex jugador universitario de béisbol, Pete Frates, de 29 años, le diagnosticaron ELA. El 7 de agosto, en la plaza Copley de Boston 200 personas se juntaron para tirarse un cubo de hielo encima para recaudar dinero y que la gente sepa de la existencia de esta enfermedad que no tiene cura ni tratamiento.

Ese encuentro en Boston fue el puntapié inicial para esta movida solidaria que, según ESPN, ya juntó 6 millones de dólares, destinados a asociaciones de enfermos de ELA. El Ice Bucket Challenge consiste en bañarse con el agua helada y mencionar a otra persona para que lo imite en 24 horas y que siga la cadena o haga una donación a la causa. La causa es incuestionable y noble salvo por

Los medios:

Jean de la Fontaine decía que "Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda" y ante tanto derroche de agua (miles y miles de personas en todo el mundo tiró, derrochó al menos diez litros de agua cada uno) valdría la pena colaborar con la campaña sí, pero sin tirar agua, elemento vital que todo el mundo sabe es no renovable.
Tras la presión creciente que se ejerce en los recursos hídricos siempre, el crecimiento demográfico, los cambios de estilo de vida y el desarrollo económico, especialmente en los países en desarrollo, donde el uso del agua tiende a aumentar a un ritmo superior al de la población, el agua en algún momento comenzará a faltar.
Para 2025, dos tercios de la población mundial podrían estar viviendo en países con problemas de agua. El cambio climático es y seguirá siendo motivo de presión adicional, y con mayor intensidad en el mundo en desarrollo, a cuyos pobres afectará especialmente. Para muchos países y comunidades en desarrollo, la capacidad de enfrentarse al cambio y la variabilidad climáticos y de adaptarse a ellos será un elemento esencial de las estrategias de reducción de la pobreza y en las perspectivas generales de desarrollo.
En muchos países de África y Asia la situación se ve complicada por las grandes fluctuaciones estacionales a que está sujeta la disponibilidad de agua, así como por los ciclos periódicos de sequías e inundaciones.
Es necesario sensibilizar a todos para asegurarse de que reconocen el valor del agua en todas sus dimensiones (económica, social, cultural, sanitaria y medioambiental).

Un mejor entendimiento de las presiones que sufren los recursos hídricos y de las consecuencias sobre el agua por comportamientos irresponsables y peligrosos mejorará la motivación para que se haga una gestión más eficaz del agua y ayudarán a definir normas sociales adaptadas a una situación cambiante. Los usuarios han de comprender que el derecho de usar el agua conlleva responsabilidades de uso sostenible y reutilización. Y aquí me permito estar en  desacuerdo con el fin utilizado para hacer conocer las lamentables consecuencias de una enfermedad, pues no siempre el fin justifica los medios.



Fuentes: vine.co/bostonnew/informe de la Comisión de las Comunidades Europeas -Al Parlamento Europeo y al Consejo de Política de Gestión del Agua en los países en desarrollo. Bruselas marzo 2002." Unesco

0 comentarios: