****************

martes, 14 de octubre de 2014

Living la vida loca.

La noticia dice “Bélgica -Siete ancianos murieron durante una orgía que tuvo lugar el pasado sábado en un local de intercambio de parejas en la ciudad belga de Charleroi,  según informó la agencia Nord Presse.
Al parecer, 10 personas tuvieron problemas de salud durante la 'fiesta' y fueron trasladadas a un hospital. Sin embargo, los médicos no lograron salvar a siete de los amantes de las aventuras sexuales."

Se presenta aquí la disyuntiva de lamentarnos por la desaparición física de estas personas o bien pensar que cambiaron de nivel en este juego de la vida y se fueron felices. Pensando en ello es que aquí transcribo una serie de cuentitos cortos cuyos protagonistas son como ellos fueron.

*El viejito de 80 y pico de años, se pone un abrigo, el sombrero y se encamina presuroso a la puerta de calle.
Su mujer le pregunta: Adonde vas tan apurado.
-Voy al médico
Porqué, estás enfermo  dice ella.
-No responde el viejito, voy a que  me recete una de esas nuevas pastillas de viagra.
La mujer se levanta de la mecedora y se pone también el abrigo, ante lo cual el marido le pregunta: Y tú adónde vas?
También voy al médico.
Y por qué ?
Si tú vas a empezar a usar otra vez ese coso todo oxidado, voy a que me pongan la antitetánica.

**El doctor después de revisar al paciente le dice: Fuma ?
Poco.
Pues considérelo y déjelo; Bebe?
Poco
Pues considérelo y déjelo. Practica algún deporte ?
Ninguno
Pues considérelo y hágalo. Tiene buen sexo ?
Poco.
Pues considéralo y tenga sexo, mucho sexo, lo más posible.
El hombre regresa a su casa y le cuenta a su mujer: El doctor me recomendó dejar el tabaco, la bebida, hacer  deportes y sobre todo tener sexo, mucho sexo, todo el que sea posible.
Dicho esto el marido se mete a la ducha, momento que aprovecha la esposa para colocarse un provocador baby-doll, se perfuma y se maquilla provocativamente y se coloca en la cama, esperando que su marido salga del baño.
Este sale, va al dormitorio, comienza a vestirse sin advertir a la damisela que le mira lujuriosamente, se perfuma y cuando se apresta a salir, la esposa sorprendida le pregunta:
Adónde vas ?
Te dije lo que me recomendó el médico, voy por sexo, mucho sexo, todo el posible.
Si mi amor. Ya te escuché y por eso es que me puse así para ti. Para que te cures conmigo.
El marido ya en la puerta la mira y le dice: Hay María, tú siempre creyendo en los remedios caseros.

***El hombre de 83 años va al médico para una revisación.
Unos días después el doctor lo ve caminando con una despampanante mujer del brazo, y ese mismo día lo llama y le dice:.
Te vi hoy con la rubia, se ve que la estás pasando muy bien, verdad?
Y el viejito responde: Estoy haciendo lo que me indicó doctor "Consíguete una minita y sé animoso.
El médico le contesta:" No yo no dije eso, te estaba revisando el corazón y te dije "tienes una fallita, sé cuidadoso.¡¡¡


Living la vida loca.

0 comentarios: