****************

viernes, 5 de junio de 2015

El río del político, o dejemos de robar.

El candidato nacional en campaña por las elecciones generales que podrían catapultarlo a la presidencia de la Nación, exultante en su discurso ante los lugareños de aquel pueblo del norte argentino, les decía con voz modulada y ademanes afectados que solo él y su partido le podrían dar a los habitantes de la región, no solo las obras que estaban necesitando y con ello trabajo genuino, sino también rescatar la entidad turística que parecía no estaba dimensionada apropiadamente, por las bellezas que notaba en aquel lugar agreste.

Es así que entusiasmado con su propio discurso, prometió: vamos a terminar con el aislamiento, les vamos a dar a Uds. las herramientas necesarias para hacer de esta hermosa región un lugar que merezca ser vivido, es así que ya mismo me comprometo  si Uds. me apoyan con su voto, construirles en el primer año de mi gestión, el puente que tanto necesitan.
Hizo el político una pausa esperando lo que suponía sería un aplauso generalizado y profundo, y solo recibió la pregunta de alguien del público que le gritó: Para que queremos puente, si no tenemos rio.
Lejos de amilanarse el del palco respondió. "Ese es un pequeño detalle que solucionaremos de inmediato. Haremos el río que haga falta."

Un político que se precie de tal debe decir a sus posibles votantes los que estos quieren escuchar, y este relato de ficción sirve para poner de manifiesto que la política es el negocio más redituable que ha inventado el hombre y con tal de pertenecer o bien no dejar de estar en el circuito es algo que les da vuelta la cabeza a millares de personas que ven en la política la posibilidad de salvación para ellos, sus familias,sus queridas, sus amigos y también porque no, quitarse de encima a algún adversario molesto ofreciéndole algún cargo de menor valía.

De los mítines políticos en los pueblos la oferta se trasladó a la web, a la televisión, a las redes sociales, y pareciera ser que un virus se ha extendido entre políticos de distintas latitudes, vean algo que sucedió hace ya tiempo aquí, pero cuyos protagonistas siguen vigentes, y que demuestra que en política nada ha cambiado:

                            
La oferta de otros lugares no es  muy original tampoco, vean:

                 
Se imaginan si el Rulo fuera candidato aquí, como se nos despertaría la vena poética. ¡
Rulo, Rulo, Rulo, con vos les...........ganamos....seguro.
A poco no, a poco no, a poco no.¡



La imagen es de : codicecomunicación
video 1:Televisión comar1
video 2: Vozenred Chihuahua


0 comentarios: