****************

domingo, 29 de enero de 2012

Be$o$ Metálico$.

Los pájaros cuando nacen, nacen dándose besitos,
 ¿por qué no hacemos tú y yo lo que hacen los pajaritos?
Las finales de tenis internacional ya no me sorprenden.
Más o menos funcionan así: algún posicionado más o menos digamos Del Potro llega a cuartos contra Federer y éste lo vence esperando a su vez  con seguridad a Rafaél Nadal quien a su vez llegara a jugar cuartos de final con el suizo.
Nadal y Federer se enfrentan por centésima vez  y  como ya es costumbre gana Nadal.
Nadal disputa la final contra uno que últimamente se las trae y los espera sentadito  Djokovic quien le saca los calzones del culo al mallorquín (va con onda Rafa) y gana luego de seis horas de intenso trajín el Grand Slam.de Australia.

Y saben que hace de original el serbio: "besar la copa" como lo hacen casi la mayoría de los deportistas de distintas disciplinas.

Me pregunto cuál es la sensación de besar algo metálico e insignificante como lo es una copa por más Grand Slam que sea para considerarlo digno de un beso.

Uno rememora, no sin nostalgia, aquel primer beso como dice la canción "... recuerdo tu gesto travieso después de aquel beso robado al azar" y aparece aquella jovencita que creíamos el amor de nuestra vida, y todos los otros que vienen después, de amor, de adiós, de ternura, como también de compromiso.

Pero besar una copa...¡

Es claro que a Novak le tocó sudar la gota gorda para vencer al Rafa, pero sigo sosteniendo que dar besos a una copa a no ser que se tenga en cuenta el millón setecientos mil euros (€1.700.000.00) que el muchacho se lleva a su cuenta bancaria, me parece como mínimo "algo tonto"




Video Gentileza de: zoethebandtv 

0 comentarios: