****************

martes, 23 de octubre de 2012

Retórica

Los políticos en general son amantes de la retórica es decir practicantes del bien decir dando al lenguaje cierta eficacia que deleita, persuade o a veces conmueve.
Pero también la retórica es una sofistería, término con el cual antiguamente llamaron a los Sabios, hasta que Sócrates advirtió que en su tiempo había muchos que no tenían más que una sabiduría aparente, y que solo procuraban engañar a los ignorantes con argumentos caprichosos y con sofisterías, momento desde que se empezó a dar a los falsos sabios el nombre de Sofistas.
Nuestra PresidenTe gusta de la retórica, pero a menudo cuando expone las razones de sus actos de gobierno cae en la sofistería.
En un breve juego de palabras ayer hilvanó el nombre de la fragata Libertad retenida en Ghana con otras dos palabras de peso: Soberanía y Dignidad al decir "Mientras yo sea Presidenta, se podrán quedar con la Fragata, pero con la libertad, la soberanía y la dignidad de este país, no se va a quedar nadie".
Retórica y sofistería pura.
Le habían dicho; Señora es necesario que manifieste algo públicamente sobre el embargo que mantiene retenida a la fragata Libertad en el puerto de Tema- Ghana.
Dicen que respondió “Es un Tema del cual no tengo Ghana de hablar, pero al final lo hizo y lo dijo.
Se debe agradecer la brevedad con la cual se expresó pues si hubiese llegado a entrar en detalles como gusta hacer en sus monólogos tal vez habría dicho: “Se pueden quedar con la fragata, con los mástiles y también con las vergas si les place.” y que Paul Singer, administrador de los 15 mil millones del fondo de cobertura Elliot Capital Management y artífice del embargo, se los guarde donde mejor le quepan.
Como en Argentina la palabra verga puede inducir a malas interpretaciones creo conveniente agregar que, se llama vergas de un mástil a las perchas perpendiculares a los mástiles en las embarcaciones a vela; precisamente en estas vergas o perchas se aseguran los grátiles de las velas, y que cuando las vergas están en alto, denota que la embarcación está pronta y expedita para navegar.
Las últimas noticias indican que la Cancillería informó que mañana a las 20 llegarán a Buenos Aires 281 marinos.
Sólo quedarán en el puerto de Tema el capitán y 44 tripulantes más, esperando con las vergas en alto, pero sin poder partir aún.
Realidad, sin nada de retórica.

0 comentarios: