****************

domingo, 2 de marzo de 2014

El tamaño no importa.

La PresidenTe argentina tiene por costumbre dirigirse a los ciudadanos del país tal como la haría una madrastra severa que siempre encuentra motivos para una reprimenda y que para suavizar tal forma de proceder, suele incluir alguna que otra frase, que la corte de aplaudidores festeja hasta enrojecer sus manos.
Ayer en el discurso de apertura de sesiones legislativas del año 2014 no fue la excepción y siguió fiel a su estilo mezclando gordura con hinchazón y tocino con tren de carga.
Esta costumbre suya partió cuando comenzó con esa ensalada lingüística de “todos y todas” que ella predica pero no practica (sus Edecanes son “todas” mujeres) y continuo cambiando de facto el art. 87 de la Constitución Nacional que textualmente dice:” El Poder Ejecutivo de la Nación será desempeñado por un ciudadano con el título de "Presidente de la Nación Argentina".
Ella gusta que le llamen “Presidenta”.
Ahora que lo escribo me doy cuenta que Lilita no dijo nada al respecto; debiera impugnar esa reforma constitucional arbitraria, no?
Pero volviendo al meollo de la cuestión, la frase de la cual todos hablan fue, la que le dedicó a su sonámbulo (tiene ojos de estar bien despierto, pero cara de dormido) Ministro de Economía al definirlo:” Chiquitito pero cumplidor”

Podría haber dicho: Poderoso el chiquitín o como aquella publicidad del Fiat 600 llamarlo “El enano forzudo” o como aquella de Gillette “Se ve pero no se siente” no, prefirió la mencionada cuyo origen me puse a buscar de inmediato y apareció esto:
Esta vez acertó la PresidenTe, el chiquitito al igual que las píldoras de vida del Dr. Ross (una es Laxante, dos Purgante) nos caga a diario y quedamos livianitos, serenos y con buen aliento.
Chiquitito pero cumplidor, menos mal que no agregó aquello de “El tamaño no importa” 
La imagen es gentileza de:ortegareyes.wordpress.com.

0 comentarios: