****************

sábado, 29 de marzo de 2014

Mintamos responsablemente.

Cuando la esposa de Bill, le preguntó a Mónica, que tienes ahí?, señalándole una de las mangas del posteriormente famoso vestido azul, esta respondió: Nada, se me volcó el capuchino.
La continuidad de la historia es conocida en el mundo entero  dada la entidad de los protagonistas y la cita solo obedece para dar razón a lo que decía don Erasmo de Rotterdam “Una buena gran parte del arte de hablar bien, es saber mentir con gracia.”
Hace un tiempo atrás nos dijeron que había que recuperar para el patrimonio nacional, los activos de Y.P.F. pues estaban en manos de incompetentes (que no lo eran cuando se les vendió) españoles  todo iba a resultar muy conveniente para todos y todas, pues así hasta la nafta que los muchachos usan para quemar cubiertas en los piquetes sería también “nacional y popular”; el chistecito nos salió un huevo y la mitad del otro pues la nafta argenta-española que costaba de promedio seis pesos, pasó por el hecho de ser nac and pop  a costar casi el doble.
Ayer observando el panorama televisivo en razón del revuelo armado por el anuncio de la quita de subsidios al gas y agua, me detuve en el análisis de dos opinólogos económicos justo en el momento que uno decía al otro: El año pasado se fueron en subsidios sesenta mil millones.Te lo digo de nuevo: 60 mil millones. Y se quedó lo más pancho esperando la reacción que no llegó por parte del otro, pero sí de mi parte pues cambié diciendo: dejate de joder, 60 mil millones.
En el siguiente canal estaba Nelson Castro conversando con el exministro dualdhista -kirschnerista Roberto Lavagna y justo lo engancho cuando decía: Mire el año pasado el gobierno gastó en subsidios, hizo como una especie de paréntesis, torció un poco la boca, como anticipando que lo que venía era fuerte y espetó: Ciento once mil millones¡¡¡¡ Te lo digo de nuevo: 111 mil millones.
Claro pensé si de un canal a otro hay una diferencia de 51 mil millones de pesos, este país no se recuperará jamás. Hasta en los programas de televisión manda la inflación y la mentira.
La misma que ahora dicen cuando también muy sueltitos y distendidos expresan: Esto no es un tarifazo pues  “El Gobierno va a seguir trabajando para redireccionar toda la batería de subsidios, que son importantes, porque crean empleos, reducen la carga para los hogares y pueden consumir más, lo que es bueno para ellos, la economía y el mercado interno”. (Axel Kicillof)

“La mentira es la base de la ley, de la política, y de aquello que llaman justicia.”

Igual en dos o tres semanas más nos olvidamos  de esto que hoy ocurre, tal como pasó con los dichos y acciones de estos personajes:

                              
Gracias:: www.youtube.com/user/Televisioncomar1
La imagen es gentileza de la Revista "Veja" -Brasil.




0 comentarios: