****************

martes, 4 de agosto de 2015

Martingala


            "Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado."
                         Louis McHenry Howe Político estadounidense. (1871-1936)

Los políticos con mayores posibilidades de ocupar el trono de hierro, antes conocido como el sillón de Rivadavia hasta la llegada de la reina  Khaleesi en razón de  su relación con el pueblo de su esposo Khal Nestror Drogo, notan que están metidos en un brete,
Y nosotros indirectamente, también.
Te dice uno: Ojo con este que es de derecha, el otro responde, él es de centro, uno más osado dice " es más de lo mismo", a este lo eligen, no alcanza a meter el tuje en el trono cuando viene Brancaleone Zanini y reclama el feudo para sí y se arma el bolonqui.
Realmente están en un brete; nosotros de rebote, también.
Por eso Scioli al ver que Macri sale a contar la historia de su secuestro, lo imita y dice "Acá esta´" en lugar de decir Acá estoy,  corriendo en lancha, charlando con los de afuera, y recitando los consejos de Vizcacha para tratar de convencernos de votarlo.
Macri por su parte hace una ensalada rusa, mesclando a San Francisco de Asís, el club Boca Juniors, su secuestro y su recorrida diaria por los barrios.
Dos circunstancias fortuitas en la vida de ambos que no creo sirvan de antecedentes para gobernar un país. pero que ambos utilizan para captar votantes.
La síntesis se da simplemente no porque los otros no tengan posibilidades, sino que de acuerdo a la tendencia vislumbrada por los especialistas ellos dos son los que acumulan mayores chances.
Decime si no estamos en un brete. 
Tanto que hasta Caníbal, ilustre exponente del establishment político vigente dijo en medio de serias acusaciones en su contra por graves delitos, que “La argentina ha perdido el decoro”
Por ello, recurro a Fierro y yo también como un acto de defensa previa al  9 de agosto lo cito: 
"Pero si siguen las cosas
Como van hasta el presente,
Puede ser que redepente
Veamos el campo desierto,
Y blanquiando solamente, los huesos de los que han muerto.

De los males que sufrimos hablan mucho los puebleros,
Pero hacen como los teros, para esconder sus niditos;
En un lao pegan los gritos, y en otros tienen los güevos.

Y se hacen los que no aciertan, a dar con la coyuntura- Mientras al gaucho lo apura con rigor la autoridá.

Ellos a la enfermedad, le están errando la cura. 

                   

0 comentarios: