****************

miércoles, 7 de octubre de 2015

Acuérdese, fíjese, piense que....


ACUÉRDESE:

El gato es el animal más político según mi criterio porque sabe cómo manipular a su "dueño" sin que ello implique, a diferencia de su pariente el perro, una severa dependencia de su parte.
El gato es quien elige los tiempos donde estar, cómo  y con quien.
Los políticos en época de elecciones se asemejan a gatos en celo. Desaparecen de sus casas y salen a marcar territorio, con disímil resultado pero un claro objetivo. Entrar en la casa de Balcarce 50, que por añadidura trae a otra ubicada en Olivos, y depositar allí sus orines durante 1460 días o 2920 si la suerte le es favorable y resulta relecto luego de un primer mandato.

FÍJESE:

Que el gato al cual su voto permitirá ingresar en estas casas, que son suyas por si no lo sabe, se apropiará de su vida, se meterá en su intimidad, entrará en su cama, se meterá con su salud, con su economía, con la educación de sus hijos, con su seguridad, le pondrá precio a todos los insumos que se necesitan  en su casa, le dirá si puede comprar o no monedas extrajeras, cuando jubilarse y de qué manera, y también autorizará a que empresas asociadas le cobren por circular por su propio país, el carburante para su auto, impuestos de todo tipo y valor sobre sus bienes, ingresos, negocios etc. como también sobre todo consumo que realice y además tomará algún dinero suyo cuando finalizado su ciclo emprenda el viaje final.
Fíjese que gran negocio hace el gato. 
Ud., yo, el señor de allá, doña Juana, es decir todos, expresión que de por sí incluye a ellas también, no sé qué negocio hacemos.

PIENSE QUE:

Raúl Ricardo Alfonsín, tal vez, el único bien intencionado que no pudo siquiera terminar su mandato  dijo que “"Con la democracia se cura, se come y se educa"
No bastó.
Siguieron después otros protagonistas y otras frases pretendiendo sintetizar el derrotero de cada gobierno; Menem con Síganme no los voy a defraudar. para luego reconocer que “Estamos mal pero vamos bien”

Fernando De La Rúa, gran fiasco, diciendo “Seré el médico, seré el maestro, seré el que dé trabajo a cada argentino” para reconocer finalmente que era un aburrido”

Vino luego Federico Ramón Puertas: que tiene un mérito; no dijo nada.

Adolfo Rodríguez Saa: debutó como presidente diciendo: En primer lugar anuncio que el Estado Argentino suspenderá el pago de la deuda externa. Lo aplaudieron a rabiar. Gritaron como siempre “Argentina, Argentina” y el resultado lo conocen todos.

Eduardo Camaño.  fue presidente por unas horas desde el 30/12/2001  al 02/01/2002. Dijo: No me culpen, Yo solo estuve un ratito, apenas alcanzó a decir.

Llegó el abogado Eduardo Alberto Duhalde 02/01/2002/ al  25/05/2003 que acuñó una frase que lo acompañará siempre “El que depositó dólares, recibirá dólares”

Tras bambalinas esperaba Néstor Carlos  Kirchner: quien en su discurso de asunción el 25/05/2003 dijo “No habrá cambio confiable si permitimos la subsistencia de ámbitos de impunidad. Una garantía de que la lucha contra la corrupción y la impunidad será implacable, fortalecerá las instituciones sobre la base de eliminar toda posible sospecha sobre ellas.
Rechazamos de plano la identificación entre gobernabilidad e impunidad que algunos pretenden. Gobernabilidad no es ni puede ser sinónimo de impunidad. Gobernabilidad no es ni puede ser sinónimo de acuerdos oscuros, manipulación política de las instituciones o pactos espurios a espaldas de la sociedad.”

Su esposa Cristina Elizabeth Fernández fue más clara, al decir “Vamos por todo”.


Recuérdelo el domingo 25 de octubre.
  
Gracias:www.youtube.com misdoscentavos

0 comentarios: