****************

jueves, 17 de octubre de 2013

Cuando madre "había" una sola.

De compras con mamá -.foto funcage
Como todos los años el calendario comercial marca que éste domingo 20 de octubre es en Argentina el "Día de la Madre".
Leyendo una publicidad relacionada con esta fecha, observé que decía textualmente: "Renová a tu Mamá".
Caramba me dije: tal vez no sea necesario cambiarla pues por más calzoncillos y camisetas lavadas, disgustos acumulados, guisos y estofados, más ravioles y milanesas hechos a lo largo de su  vida, la vieja es en la vida de cualquier hijo, algo insustituible, tal como decían antiguamente nuestros mayores:” Madre hay una sola"
Pero el mundo ha cambiado tanto que es desde aquí, donde tantas falencias hay, donde  surgen las mentes abiertas que indican que madre  bien podés ser vos, así lleves bigotes, o bien Uds. dos personas de igual sexo, porque el mundo no es el mismo de ayer.
La diferenciación en la sexualidad entre hombres y mujeres y las transgresiones entre los sexos son generalmente percibidos como fenómeno de la naturaleza y difícilmente como significados de una cultura.
O al menos era así hasta Aristófanes, dramaturgo griego, quien dijo: No existe un dato natural absoluto que pudiera servir como punto originario del derecho, el estado, la sociedad, el valor, la norma y la desviación. "... porque nuestra primitiva naturaleza no era la misma que ahora, sino diferente.
En primer lugar, eran tres los géneros de los hombres, no dos, como ahora, masculino y femenino, sino que había también un tercero que participaba de estos dos, cuyo nombre perdura hoy en día, aunque como género ha desaparecido.
Era, en efecto, entonces el andrógino una sola cosa, como forma y como nombre, partícipe de ambos sexos, masculino y femenino..."
Y tal como sigue relatando Aristófanes, cuando esos seres se hicieron excesivamente arrogantes, a Zeus no se le ocurrió ningún otro remedio que debilitarlos dividiéndolos en dos.
Esta representación de las cosas apunta hacia una historicidad fundamental acerca de la diferencia entre hombre y mujer, ya que esa diferencia sigue siendo un episodio de la historia humana. Zeus amenazó con continuar lo iniciado, y en el caso de que persistieran en su osadía y en su inmoderación, volver a dividirlos "de suerte que anden en lo sucesivo sobre una sola pierna, saltando con la pata coja."
Tal vez sea esto, aquello que nos espera en el futuro.
Así las cosas pienso en algo tan elemental, para nada científico y posiblemente contradictorio a lo dicho precedentemente: Lo que natura no da, Salamanca no presta y ante esa ola de mentes abiertas que manfiestan que todo está bien, que el ser humano no tiene limitaciones, ni fronteras biológicas, al ver la permisividad con la que se aceptan tantas cosas recuerdo una fábula china que dice:
Un ciego estaba sentado con un grupo de personas.
El grupo vio algo gracioso y rió.
El ciego también rió. El grupo le preguntó: “¿Qué viste para reírte?”.
El ciego dijo: “Ustedes se rieron, ¡yo también tenía que reír para no equivocarme!”.
Cierto es que, te puedes adornar con las plumas de otro, pero no puedes volar con ellas.

                             



Fuentes: Jan M. Broekman- Transletralia- Lucian Blaga-video: www.youtube.com/user/mohines.

0 comentarios: