****************

miércoles, 13 de abril de 2016

Interferencias solares.

Le pregunté a Francisco;
El Papa, no, un vecino que como tiene más años que la injusticia pensé que podría darme alguna pista, alguna precisión tal vez.
Pero no.
Me dijo: Mirá en todos estos años que tengo, jamás vi una cosa inexplicable como esta.
Bueno tanto como inexplicable,  tampoco es  tan así Francisco.
A vos te parece?  mirá, sabemos que las mujeres son quilomberas por antonomasia, pero, lo de hoy....
Si es verdad, alguien  se preguntaba: qué pasaría si toda esta gente que hoy está aquí, apoyando  fanáticamente, prepoteando, gritando y cantando consignas perimidas por así entender que lo suyo es lo verdadero, lo válido, y todo lo demás por el contrario es propio de vende patrias; si dejara que la Justicia actuara  sin presiones y luego de un trámite enmarcado con absoluta prescindencia y justicia determinara  que aquellos a quienes hoy apoyan son culpables de haberles robado descaradamente?.
Sin dudas sería una gran desilusión de la cual les costaría recuperarse o bien se olvidarían y pasarían a apoyar   a algún otro, como parece ser la forma instaurada en estos últimos años.
Nos quedamos en silencio en la estrecha ronda de mate.
Pensé, seguramente son interferencias solares, algo imperceptible que los trastoca desde el dedo gordo del pie hasta la hipófisis y desde allí hasta el coxis.
Solo así se explican algunas cosas que han sucedido por estos días en esta ciudad alguna vez llamada "Santa María de los Buenos Aires"



0 comentarios: