****************

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Valores.

Cristina Fernández-Julio Cobos (foto Perfil)
Circula en varios medios nacionales un corto publicitario donde se convoca a la gente a que se sume a una campaña destinada a recolectar un millón de firmas y así peticionar por una ley para que se enseñe "valores" como asignatura obligatoria en todas las escuelas del país.

Los autores de tal iniciativa de presentan diciendo en su página web “Dada la indeseable situación presente, de vigencia de valores puramente materiales, destructivos de nuestra esencia espiritual, nos vemos en la necesidad de realizar un aporte urgente y decisivo a nuestra sociedad, en un todo de acuerdo con el Artículo 39 de la Constitución Nacional (según reforma de 1994), que permite la iniciativa Popular para la creación de leyes.
Aspiramos a reunir un millón de firmas para sancionar una Ley que establezca la materia "Valores esenciales" como asignatura obligatoria en la currícula del nivel inicial, primario y secundario, en todo el territorio nacional, según programa y metodología adecuadas a cada edad.
Agregan que esta iniciativa nace a partir del programa radial "Pasaporte Cultural"  en conjunto con: la Fundación Educativa Internacional (FEI), con amplia experiencia en aportar contenidos a entidades formales de enseñanza en distintos países, la Federación de Mujeres para la Paz Mundial (Estatus Consultivo en Naciones Unidas, 1997) y la Federación para la Paz Universal (UPF).
Somos argentinos como vos. Queremos un país donde nuestros hijos, nuestras futuras generaciones y nosotros podamos vivir en paz, crecer en valores y con esto dejar una huella positiva para que a través del tiempo de enseñanza se difunda. Los cambios verdaderos deber surgir desde la educación.
Hoy los argentinos a través de esta propuesta tenemos la oportunidad de educar y educarnos en valores que hagan a nuestro país mucho más previsible y confiable.” (Fuente:pasaportecultural.org.-)

Uno de los valores esenciales en la vida de relación es el respeto, y cuando hablamos de respeto hablamos de los demás.
De esta manera, el respeto implica marcar los límites de las posibilidades de hacer o no hacer de cada uno y donde comienzan las posibilidades de acción los demás. Es la base de la convivencia en sociedad.
Las leyes y reglamentos establecen las reglas básicas de lo que debemos respetar. Sin embargo, el respeto no es sólo hacia las leyes o la conducta de las personas.

De esto deviene el concepto de Pluralidad, esto es, la convivencia de diferentes ideas y posturas respecto de algún tema, o de la vida misma.
La pluralidad enriquece en la medida en que hay elementos para formar una cultura. La pluralidad cultural nos permite adoptar costumbres y tradiciones de otros pueblos, y hacerlos nuestros.
Sin embargo, cuando la pluralidad se integra en el terreno de las convicciones políticas, sociales y religiosas las cosas se dificultan.

Fácilmente, ante alguien que no piensa, no actúa, no vive o no cree como nosotros, solemos adoptar una actitud agresiva. Esta actitud, cuando es tomada en contra de nuestras ideas se percibe como un atropello a uno de nuestros valores fundamentales: la libertad. (Fuente planetasedna)

Claro esto cuando somos nosotros los que sufrimos la intolerancia, pero al del frente, a aquel que no piensa como nosotros pensamos que tenemos el “derecho” de criticarlo, censurarlo e incluso ofenderlo.

Varios políticos argentinos debieran firmar la petición mencionada en principio, pues es notorio que hace ya tiempo han perdido algunos valores, en este caso el respeto a las instituciones y a las personas que las representan.

Amado Boudou  de Frisco Bay a la Vicepresidencia (foto arch. Gente)
Tal el caso del vice-presidente electo y actual ministro de Economía de la Nación  quien dice (olvidando que los trapos sucios se lavan en casa) en una reunión del Unasur sobre el  vice-presidente saliente "me gustaría no tener nada que ver con Cobos, ni tenerlo cerca", ignorando que  el 10 de diciembre, el vicepresidente Julio César Cobos debe tomar el juramento de rigor a la titular del Poder Ejecutivo, tal como lo indica el artículo 93 de la Constitución Nacional.

Y no solo  Amado Boudou olvida que el ciudadano Cobos es el vicepresidente de la República Argentina, no un  empleado del partido gobernante, también lo hace  el diputado Carlos Kunkel  quien consideró hoy que para evitar una "situación incómoda o el ridículo", sería una buena opción que, el vicepresidente Julio Cobos no participe en la ceremonia de reasunción de Cristina Fernández.
Otro que sumó a la manteada fue el Senador por Rio Negro y jefe de la bancada kirchnerista Miguel Ángel Pichetto  quien dijo” "Así como el senador José Pampuro, que es el presidente provisional, y el actual presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Fellner no van a estar en la ceremonia como autoridades del Congreso para esa jornada, entiendo que la autoridad máxima va a ser la presidenta provisional, en alusión a Beatriz Rojkés de Alperovich, haciendo todo un pastiche de algo que debiera ser un acto constitucional y protocolar que demuestre al pueblo que los eligió que quienes ese día asumen son dignos representantes y como tales se comportan.

Aunque escuchando a la señora Presidente decirle al electo vicepresidente “concheto de Puerto Madero” para agregar  de inmediato (todo esto en un acto oficial)  "Fue una bromita, che, lo de concheto, tampoco te lo tomes tan así. Si te puse de vicepresidente y vivís en Puerto Madero. Tengo una buena opinión de la gente de Puerto Madero, si no no te hubiera puesto de vicepresidente. Puerto Madero tiene su vicepresidente, así que no se pueden quejar" uno sospecha que los malos ejemplos cunden.
Y no solo es culpa de Tinelli.




Video gentileza de:www.youtube.com/user/1MillonporlosValores

0 comentarios: