****************

viernes, 23 de septiembre de 2016

Señor Presidente 6

Quienes leen estas páginas saben que soy afecto a utilizar con alguna asiduidad frases y refranes, no por falta de imaginación sino para ser más concreto y que sea fácilmente entendible, por ejemplo hoy después  de sus, lo dije no lo dije, le diría “El pez por la boca muere”.
Justo con un tema tan sensible, justo cuando los que se fueron y sangran por la herida están con los colmillos afilados, y examinan todo lo que Ud. dice y hace al punto tal que hasta cuando dice “Buen día” lo pasan por tamiz para analizar si realmente el día está bueno o es una porquería.
Hasta la doña salió a decir que lo suyo: "Es explicable desde la estupidez" si bien es sabido que a Ud. no lo quiere para nada, si le sigue dando letra, se anima y comienza a llamarlo como ya lo hacen los muchachos de la popular, que yo por respeto a su investidura y también a su persona no lo escribiré, pero le daré una pista, empieza con globo, y sigue con el juego ese del ludo, une el globito con el jueguito y ya está resuelto el problema.

Vea como estarán de atrevidos que hasta (no le quepa duda) serían capaz de decir que las señoritas que pasearon en bolainas frente al Congreso lo hicieron porque no les alcanza el presupuesto para vestidos, y lógico la culpa es suya.
Con un amigo, sagaz analista político, coincidíamos que estas cosas pasan porque los políticos en Argentina asumen el diez de diciembre (los que ganan) se van ese mismo día los que pierden, y ambos el 11 de diciembre comienzan a hacer campaña para las próximas elecciones.

Tampoco hay respiro para el pobre ciudadano votante, y mire si esto no es verdad que ya están todos hablando que si Carrió, que si Massa, que si Stolbizer, tal vez, Cristina serán candidatos en el 2017.

En una entrevista realizada por la revista colombiana Arquitrave, Jorge Luís Borges decía que se autocalificaba como anarquista, para agregar: "pues yo creo que lo mejor sería un país que no precisara de un gobierno."
Y tenga en cuenta señor que en los tiempos que Borges decía esto, no votábamos a cada rato.

Por si no me expresé bien: los dos extremos son malos, necesitamos algo tan simple como el equilibrio.
Sabe porque me fui por las ramas Señor, por qué no me animo a decirle directamente que lo del “zuquito” en la ONU; opinan que fue más bien del rango de Ottavis y la Xipolitakis, no de Ud. y su esposa.
Dicen también señor que el anterior, ese del debate con Scioli, “No nació como algo espontáneo. Fue planificado, meditado, fríamente calculado. Y fue Juliana quien lo propuso".
Dicen, señor. 
Y Ud. ayuda bastante, claro.
Mis respetos señor, que siga bien.

Y no olvide lo que decía Borges.



Fuentes: revista Arquitrave,/ FrancoLindner/Perfil/
Imagen Theresa May Reuters

0 comentarios: