****************

viernes, 30 de enero de 2015

La verdad de la milanesa (política)

No voy a hablar sobre si la milanesa nació en Viena, en Milán o en la fonda del ruso PopoVich, no, simplemente quiero narrar la verdad sobre la propuesta de este chico tuitero,  hijo putativo (cuidado con los malos pensamientos) del renunciante Juez de la Suprema (ven que el título no es caprichoso) Corte de Justicia de la Nación Eugenio Zafaroni (Comic Sans) recientemente catapultado a todos los medios como sucesor de éste último y que vendría a ser como una especie de Calculín de la Jurisprudencia matriculado abogado en marzo del 2006(nunca Juez, ni siquiera de un jurado de belleza) y que desde hace unas horas conocemos bajo el nombre de Roberto Manuel Carlés.
El extensisimo CV. del señor doctor Carlés lo pueden ver en la página oficial del Ministerio de Justicia, pero es bueno destacar que entre otras cualidades académicas e innumerables asistencias a congresos de aquí y de allá, el muchacho exhibe el haber sido receptor por parte del entonces arzobispo de Buenos Aires  (hoy Papa Francisco) Cardenal Jorge Bergoglio del sacramento de la confirmación, ese por el cual recibimos al Espíritu Santo, se imprime en nuestra alma el carácter de soldado de Cristo; y nos hacemos perfectos cristianos.
Carlés lo tomo al pie de la letra pues algunos años más tarde se convirtió en Abanderado Papal (cuarto año) y Nacional (quinto año) en el Instituto Nuestra Señora de Luján de los Patriotas.
Los vaivenes políticos llevaron al joven Robertino a escribir en su Twitter, hablando de su confirmante Bergoglio “¿Cómo puede Bergoglio hablar de trabajo, y a los trabajadores? Bergoglio, que no laburó nunca en su vida!”, escribió, pero , no es posible verificar esto pues la información dice que el mensaje luego fue borrado de su cuenta @robertinocarles.
Allora?
Entonces, Robertino viajó a Roma le llevó a Francisco una camiseta del Deportivo Ezeiza, se trajo la fotito pertinente  y......Et voilà que nous retrouvons l'harmonie (¡Y quién lo iba a decir!, volvemos a la armonía).
Regresamos a Buenos Aires, vía la Cámpora directo a la Rosada, allí, breve entrevista de  Robertino con la PresidenTe con una rueda en llanta, en la cual el candidato a la Suprema le dice inclinándose como corresponde ante una Reina " Señora Presidente, permítame decirle lo bien que le veo, está hermosísima, y en estas pocas palabras que hemos intercambiado en esta breve entrevista, observo que su coeficiente intelectual se ha multiplicado por cinco, que digo cinco, por diez, en estos días de reposo y tranquilidad que ha tenido, que su sapiencia está llegando a límites extremos, y tal como me dijo mi amigo el Papa Francisco del cual fui abanderado y fielmente confirmado, solo Ud. podría haber notado en alguien tan humilde como yo la potencialidad que aportaría mi incorporación a la Suprema Corte de Justicia, esa corporación cuasi hegemónica que se empecina en poner palos en el carro del progreso que Ud. con mano firme guía de manera extraordinaria.
La señora sonríe satisfecha ante tanta sinceridad manifiesta, levanta su mano izquierda apuntando delicadamente con su dedo índice a su interlocutor y le dice:
"Listo pibe, vos serás el reemplazante de Eugenio"


La verdad de la milanesa.


fuentes:clarin/perfil/Mtrio. de Justicia/Casa Rosada

0 comentarios: