****************

lunes, 28 de diciembre de 2015

Aburrido pero feliz.


Y con la resaca a cuestas
       Vuelve el pobre a su pobreza,
Vuelve el rico a su riqueza
    y el señor cura a sus misas”

       Joan Manuel Serrar “Fiesta”

El aburrimiento, eso que causa "Cansancio del ánimo originado por falta de estímulo o distracción, o por molestia reiterada" es lo que a mí me pasa cada vez que arriban "las tradicionales fiestas".
Partamos de la base que cualquiera que se tope con vos, te conozca o no te dice porque así lo manda el protocolo de las " fiestas" 

"Felices Fiestas"

Y que es una fiesta: es una reunión de gente para celebrar algo o divertirse.
Eso, divertirse por lo tanto las fiestas deben ser felices por naturaleza y decir Felices Fiestas entre el 19 y el 31 de diciembre es una rebuznancia total.
-Viene la familia a celebrar y el que garpa todo sos vos, que además deberás hacer asado, o mandados para que tu mujer haga fiambre primavera, o bombitas con crema pastelera, o cualquier otro bodrio que algún tip de cocinero mariposon le haya sugerido via teve y/o cualquier otro medio, y que con seguridad luego de haber pasado cual langostas en campo sembrado, los invitados criticarán.
Que estaba crudo, demasiado cocido, le faltó sal, estaba muy salado, la crema era agria, en fin todo lo imaginable y más.
-Con los parientes vienen los chicos esos adorables monstruos que tocan todo, corren por toda la casa, le tiran la cola al perro, te agarran el celu que compraste ayer y lo tiran a la bañera a ver si flota, y encima la abuela o el abuelo, a quienes hay que cocinarle sin sal, y cuidar que no se atoren con un escarbadiente que quedó oculto en el arrollado de pollo.
-Los visitantes traen alguna que otra botellita de sidra o espumante de oferta, tipo llevá tres pagas dos, hacen un cartel bárbaro y se toman todo lo que vos guardabas para alguna ocasión especial (no ésta precisamente) y aquí comienza el problema de fondo.
Siempre hay un buey corneta y es el mismo que en toda familia hiberna hasta que se pone un tanto alegre o en pedo según prefieras y te demanda a vos, que estás allí preguntándote porque las fiestas no siempre resultan como el deseo de quien te dice "Felices Fiestas": Che, que te parece este  tipo Macri, porque seguro que vos, como sos bostero lo votaste.
Uno lo mira y trata de esquivar el bulto agarrando el tenedor largo y el cuchillo de asado, como dando a entender que hay una tarea más importante que responder boludeces.
Notás que todos menos los crios que siguen en la suya paran de masticar para oir tu respuesta que suena débil "No sé, qué se yo, hay que esperar a ver qué hace"
Esperar que, dice el corneta redoblando la apuesta, apenas tiene quince días e hizo más macanas que los otros, o nó? haciéndote pressing para que no evadas la novedosa e interesante conversación que te propone.
Por suerte no todas son malas y la mujer del tipo lo llama al pie: Néstor, vení. y te deja la posibilidad abierta de rajar a la parrilla.
Verdaderamente no sé qué extraña fuerza hace que la mayoría piense que Navidad (celebración exclusivamente religiosa) y fin de año, aquí menos sé que se celebra si al ratito ya estamos en otro año que no se diferencia en nada al que dejamos atrás unas horas antes, sean condición sine qua non para chupar como esponja.
Será para olvidar que hay que laburar como siempre, hay que pagar impuestos como siempre, te tenés que bancar los berrinches de tu mujer como siempre, el novio de la nena, el seguro del auto, la televisión de mierda, el vecino rompe pelotas que te jode las cuatro estaciones, el tránsito, la inseguridad, los ruidosos que se gastan un dineral para tirar cohetes, metralletas, y otros artificios mientras tu perrita del julepe que tiene ante tanto ruido inexplicable, te mea la alfombra nueva.
De que Felices Fiestas me hablas.,
Ah, disculpen................................ “Felices Fiestas”



                    
La imagen original es propiedad de: sp.depositphotos.com/ y fue reformada para esta publicación
El video es de:www.youtube.com/channel/UC7

0 comentarios: