****************

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Argentina, Argentina.


En cualquier circunstancia donde haya más de cinco argentinos juntos puede darse la curiosa amalgama que más allá del motivo convocante,  sea el corte de una calle, un partido de futbol, una protesta sectorial, un discurso, etc., alguien como demostrando el verdadero sentir  patriótico comience a gritar: Ar- gen- ti- na,  Ar- gen- ti- na, y el resto se sume de inmediato haciendo coro: Argentina, Argentina.
Si Ud. por caso es un turista que visita nuestra hermosa ciudad alguna vez llamada Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires, hoy Ciudad Autónoma de Buenos Aires, volverá a su terruño con la idea (equivocada) que en cada ciudadano argentino y en especial los que habitan la capital de la República tienen un altísimo sentido patriótico y no pierden ninguna oportunidad para así demostrarlo: Argentina, Argentina.
Fíjese que así como nos sentimos orgullosos que el mejor jugador de futbol del mundo sea argentino, le mandamos un escupitajo porque jugando para el equipo que lo tiene contratado cumplió con su deber y le hizo un gol a River.
Traidor: argentina, argentina.
Se elige un nuevo Presidente, y ni siquiera le dan tiempo a que conozca los vericuetos de la casa de gobierno cuando llueven críticas de todos lados, en especial de los políticos que olvidando que representan al pueblo y solo a él se deben, se ponen la camiseta del partido y joden, joden, joden.
Por ejemplo dando quorum cuando les conviene y cuando no.
Critican incluso cosas que ellos hacían a diario, pero como decía un cura de pueblo, dicen también “No digas lo que yo digo, ni hagas lo que  yo hago.
Joden tanto como los relatores del relato que no se resignan a este nuevo tiempo.
Los empresarios, siempre al lado del poder suscriben acuerdos que luego bastardean, piden subsidios, aumentan precios sin motivo, y evaden impuestos: Argentina, argentina.
La señora que hasta hace poco ostentaba el cargo de PresidenTe de la República solía decir” "Yo me siento un poco la madre del país, la madre de todos los argentinos y realmente es muy grande el esfuerzo que estamos haciendo”
Me pregunto entonces porque también decía “ellos” cuando se refería a quienes no comulgaban con su gobierno y “nosotros” cuando hablaba a sus acólitos.
Pecado que solo nos pongamos de acuerdo en gritar Argentina, Argentina aunque solo sirva para hacerles creer a los turistas extranjeros que como nosotros nadie quiere tanto a su país.

Que les parece si nos juntamos en plaza de Mayo a pedir un bono de 15 o 20 lucas, Hebe se prende seguro.
Es porque el champú está carísimo la sidra viene cada vez más berreta y la cerveza te aumenta el ácido úrico.
De paso despuntamos el vicio” Argentina-Argentina”.

0 comentarios: