****************

lunes, 7 de diciembre de 2015

El dolor de ya no ser.


Cristina Fernández Presidente de Argentina 2007/2015


Irremediablemente, tarde o temprano, todo liderazgo fenece.
Algunas veces es el mismo poder el que golpea y desgasta a los líderes.
En otras ocasiones es la condición humana, tan débil ante la omnipotencia, la que los arrastra a una indebida persistencia que solo conduce al mismo lugar en el que anida el olvido ciudadano.
Es porque se sabe de la finitud de los liderazgos, que todo sistema democrático prevé límites temporales a la acción de gobierno y acota el mismo ejercicio del poder. Así se explica que en la historia fueron muy pocos los que culminaron sus vidas ejerciendo el poder e invocando la posición de líderes.
Los que lo consiguieron, siempre han debido abandonar en el camino su condición democrática.
Persistir.
Esa es la consigna de muchos de los que fueron líderes en la Argentina. No comprenden hoy que su misión ha sido cumplida y que son otros los que deben montar las bases que conduzcan a la Argentina hacia la modernidad.
Es esa persistencia la que no les permite ver la realidad y la que los lleva a la terquedad, causa del error de muchas de sus decisiones.
En algunos casos, en ese contexto valoran a los “justificadores de lo inexplicable” y desprecian a los que llaman la atención sobre los problemas que existen,
....Demacrados en su liderazgo se muestran incapaces de asumir sus  equivocaciones y cuando malas consecuencias devienen de sus deslices, cargan toda la responsabilidad en siniestras confabulaciones urdidas por quienes no comparten sus pareceres.
La repetición de ese estado de cosas va lastimando los liderazgos hasta matarlos.
.....Si los que alguna vez fueron líderes entendieran que su labor se ha cumplido, no solo facilitarían un mejor desarrollo de la calidad democrática sino que también podrían llegar al reconocimiento social que merecen aquellos que alguna vez supieron servir como tales. 

Extracto del libro de Alberto Fernández* “Pensado y escrito” págs. 245/246 –Ediciones B  (2010)*Alberto Fernández fue Superintendente de Seguros de la Nación, vicepresidente del grupo ejecutivo Banco Pcia. de Bs.As., Legislador por la ciudad de Buenos Aires, Jefe de Gabinete de Ministros (Presidencia de Néstor Kirchner) igual función con Cristina Fernández desde 2007 (10/12) hasta su renuncia en julio de 2008.



Ver también:
Pavada de sueldito: Supongo que esto algo influye; pagará ganancias?



0 comentarios: