****************

viernes, 25 de julio de 2014

Retrato: Karmelo C. Iribarren

Karmelo nació casi en el inicio del otoño de San Sebastián, allí mismo un 19 de septiembre de 1959. Hizo de todo un poco en la vida y cuenta que aquello que más tiempo le llevó fue ser camarero, actividad que desarrolló por más de veinte años.
Su andar dentro de “ La condición urbana” solo le permitió formarse autodidacta.“Seguro que esta historia te suena”  pero es casi necesario aclarar que nunca fue un autor de “Serie B” y aunque a veces estuvo solo presente ”Desde el fondo de la barra” su poesía  ha resultado trascendente.

En “La ciudad” vimos andar su obra  “Atravesando la noche” sin “Poemas dispersos” casi, casi en “La Frontera”  pero sin perder la dimensión de “El tamaño de los sueños”
Y así fue que “Atravesando la noche” bajo una intensa “Ola de frío” vimos pasar “Versos que el viento arrastra” y nos fuimos buscando “Otra ciudad, otra vida”.
Y fue un día de frio y lluvia en Buenos Aires que recordé un poema de Karmelo, que dentro de todos los títulos de sus obras, varias de las cuales aparecen aquí encomilladas,  llamó “Los paraguas, los taxis”
Es esta:

LOS PARAGUAS, LOS TAXIS 
      
Acabo de tirarlo,
35 minutos bajo la tormenta
-esperando un maldito
Taxi- han podido con él.
Pero cómo se ha portado.
Ésa es la diferencia:
los taxis son como ciertos amigos,
nunca están cuando más los necesitas.

Los paraguas, en cambio, mueren por ti.

0 comentarios: