****************

sábado, 14 de mayo de 2016

Chau pucho.¡

El quilombo se venía gestando desde hace rato,...... largo rato.
El mellizo Gui y su idem Gus llegaron al vestuario  visitante luego del partido con Nacional de Uruguay (1 a 1) y percibieron ambos (dos narices son mejores que una) que alguien estaba infringiendo la ley de "No smoking" (en Uruguay se escribe igual) y allí fueron y encontraron al bueno para nada de Daniel Osvaldo aspirando el nocivo humo que con fruición extraía de un faso sin filtro.
Doblemente dañino. ¡
Allí digiéronle al infractor : Así te quería agarrar, fumando y tragando el humo.
Y se pudrió todo.
Y Uds. quienes son...? mis papis, yo soy grande y fumo si se me canta, jugué en diez clubes europeos, y acá hasta en  Huracán jugué, así que violín en bolsa muchachos dijo el internacional. Además, soy ahijado de Angelici.
Hizo un gestito bajando cuatro dedos de su mano derecha, dejando solo levantado el mayor en ese gesto de tan mal gusto que aprendió en Europa, le dio otra chupada al faso y así nomás en pelotas, se tomó un taxi y se fue.
Los Schelotto (ambos dos) también hicieron simultáneamente un gesto, que les muestro para que lo entiendan mejor :

Y se acabó la historia de Daniel el terrible en el Club de la ribera.
Moraleja: el cigarrillo no solo te destruye la salud, también te jode cuando un gil presidente de un Club importante de Argentina te hace un contrato de dos años, varios meses de los cuales la pasás en un "dolce far niente" de lesiones y puterios y de golpe por un pucho todo se convierte en cenizas.,   


0 comentarios: