****************

miércoles, 25 de mayo de 2016

Que te doy un tarifazo. ¡

Faltan poco más de 45 días para arribar al 9 de julio fecha en que la República Argentina cumplirá doscientos años de in-dependencia, y el gobierno de Mauricio Macri su día número 212.
Entre los doscientos años de la Argentina como República independiente y luego de haber soportado desde Bernardino Rivadavia en 1826 hasta Mauricio Macri en el 2016 cincuenta y cinco (55) presidentes incluidos aquellos que se sentaron en el sillón presidencial sin haber sido elegidos por el pueblo pues también colaboraron y vaya cómo en este andar pendular de nuestra República, la historia se ha repetido de tal manera que vale la pena preguntar si todos los políticos utilizan la misma receta y nosotros votantes somos tan despistados que los seguimos votando pensando que son diferentes pero que al final resultan igual o peor que algunos que les precedieron.
Sabe porque digo esto?
Preste atención a lo que sigue y al final le cuento:” Un papel que asoma por debajo de la puerta, suele ser la señal más evidente de un acontecimiento que trastorna la cotidiana rutina de los argentinos: la irrupción de las facturas de servicios .
Después la conmoción que se genera al abrirlas y tropezar con una cifra impensada, muchas veces ultrajante, y el asombro que se traduce en la pregunta de rigor: ”Pero, cómo puede ser:? 
Una familia tipo debe abonar las cuentas de luz y gas con aumentos siderales, pues al igual que otros pequeños consumidores son repentinamente metamorfoseados en poderosos clientes de las empresas que brindan esos servicios.
Los noticieros televisivos montan verdaderos shows en torno a las peripecias de iracundos ciudadanos que concurren a reclamar por facturas que en la mayoría de los casos son altísimas.
Los más memoriosos recuerdan que durante el gobierno de Arturo Frondizi entre los años 1959 y 1960 se concretó una campaña nacional por el no pago de la luz que se extendió como un reguero de pólvora; entre otras actividades sus impulsores pegaban en los medidores una franja impresa que rezaba: “ Clausurado por agio y especulación”
El periodista Carlos Abalo escribía en aquella oportunidad: El ajuste de tarifa que tuvo lugar últimamente constituye un intríngulis verdaderamente complicado. Todas las tarifas no han evolucionado de la misma manera ,pero si repercuten sobre sufridos usuarios que deben soportar peores servicios y que hacen frente a los nuevos importes con salarios considerablemente deteriorados..............
El ajuste postergado llegó en el peor momento, cuando la inflación mensual es más alta, cuando las remuneraciones se encuentran más golpeadas por el costo de la vida y cuando ya los usuarios están hartos de que, con más déficit o con menos déficit, con malos precios o con buenos precios internacionales, siempre los precios suben y siempre los que se perjudican son los que menos tienen.”
Esto que acabo de transcribir con algunas variantes que no alteran para nada la redacción original pertenece a una nota publicada por la hoy desaparecida revista “El nuevo Periodista” que dirigía Carlos Gabetta publicado por Ediciones De la Urraca.
La nota con la firma de los periodistas Daniel Vila y Hernán López Echague fue publicada en julio de 1988 (28 años atrás) cuando el presidente de la República era Raúl Alfonsín, su Ministro de Economía Juan Vital Sourrouille, y su Ministro de Obras y Servicios Públicos Rodolfo Héctor Terragno; éste último calificó aquellos aumentos como: Una cachetada a la gente.

Claro que también fueron imitados por Menem, Duhalde, De la Rúa, Kirchner, Fernández de Kirchner, todos protagonistas de esta Argentina pendular y cíclica que solo parece estar de acuerdo en una política común:meter mano en el bolsillo del contribuyente y/o sufrido usuario de servicios públicos, siempre.

Para finalizar, en este enlace encontrará una interesante nota externa a este blog, sobre la economía argentina y sus vaivenes en los últimos 70 años:


Portada de la revista julio 1988

0 comentarios: