****************

lunes, 30 de mayo de 2016

Entre 18 y 76 (todo,..casi igual – Relato dos.)

Ilustración  de la obra de José Donoso “ El obsceno pájaro de la noche”
En nuestra anterior entrega sobre el particular, el tema se iniciaba diciendo "Se inauguró La Gran Muralla de las Vaginas, obra del escultor inglés Jamie McCartney, quien se pasó años trabajando en este polémico proyecto artístico, haciendo modelos de yeso de 400 vaginas de mujeres entre los 18 y 76 años, buscando todo tipo de chicas y señoras" Ver:
Este nuevo informe viene más completito (ahora con Aloe Vera y Manzanilla) y pretende ahondar en las profundidades de una zona tan popularmente conocida y así mismo tan ignorada en la mayoría de los contertulios masculinos que dedicamos varias jornadas de nuestras vidas, primero en conocerlas, luego disfrutarlas, después aguantarlas, y finalmente tratar de olvidarlas. Aquello de "son como el circo, viste uno los viste todos" no es verdad; todas son iguales, todas diferentes.
Todo comienza cuando la nena, un tanto desilusionada comprueba que es diferente a su hermanito y le pregunta a la mamá el porqué de ello. Como se trata de un pregunta tipo, me quedo con la respuesta práctica de la progenitora que responde: No te preocupes, cuando seas grande, de esos, tendrás todos los que quieras.

No obstante ello la nena no se queda conforme con la respuesta y es allí donde empieza a buscar respuesta por ella misma y así descubre que como ella hay muchísimas y empieza allí el terreno de las comparaciones.
Betty Dodson en una parte de su libro “Sexo para uno” lo explica de esta manera:
…………….empecé a mirar las fotos y, efectivamente, había una vulva como la mía, y otra, y otra. Estuve viendo varias revistas y aprendí mucho sobre el aspecto de los genitales femeninos. ¡Qué alivio! Aquel día descubrí que no era fea ni deforme. ¡No me lo podía creer! Todos los años que estuve yendo al psicoanalista no me habían ayudado a sentirme a gusto con mi cuerpo. No me extraña que no me gustara el sexo oral y que siempre quisiera hacer el amor a oscuras. Después de pasar media hora viendo revistas pomo, cambió mi actitud hacia esa parte de mi cuerpo.
Al poco tiempo pinté mi primer autorretrato genital. Mientras posaba para mí misma delante de un espejito, me di cuenta de que durante todos los años que había pintado desnudos, los genitales femeninos no habían sido más que un triángulo de pelo. Era otro ejemplo más de mi ignorancia sobre el sexo y sobre mi propio cuerpo. Hubiera sido todo muy distinto en mi evolución sexual si hubiera podido ver dibujos bonitos de los genitales de personas adultas en un libro sobre el sexo.
Junto con algunas amigas, empezamos a ver formas y dibujos, y a asociarlos con la naturaleza: una concha, una flor, una piña, una orquídea e, incluso, la barba del pollo (ahora encuentro que los pollos son muy sexys). Descubrí que había diferentes estilos: el coño clásico con mucha simetría, un estilo barroco con pliegues complicados y cortinajes, el coño gótico con arquerías, y el danés moderno con trazos sencillos.
Había muchos coños con forma de corazón. Cuando nos dimos cuenta de que el dibujo de un corazón era igual que los genitales de una mujer cuando se abren los labios exteriores, cambió para nosotras todo el simbolismo del corazón.
Allí fue también que descubrimos que había una enorme variedad de clítoris, desde perlas pequeñas como semillas hasta joyas de un tamaño considerable.”

-Ahora claro, todo esto cambió cuando en el mundo se instauró el vale todo, y “esos lugares” antes tan conocidos como “partes pudendas” salvaguardadas hasta cierta edad con siete llaves, pasaron rápidamente como las hamburguesas de McDonald a ser un producto tan masivo que paulatinamente fue devaluándose tanto que una oreja o un dedo gordo del pie resultaba más atrayente.
Como será que ahora quieren ensenarles a hablar, no sé si para dotarlas de un nuevo atractivo o para que ellas se abstengan de ser las que critiquen al visitante si éste falla, y sea directamente la chochi, la nena, la flor, la coneja, la araña, la cachucha, o como se llame la que diga: No te preocupes, a todos les pasa alguna vez..¡ 



Gracias:JuriSoul2

0 comentarios: