****************

domingo, 22 de mayo de 2016

Fornicación, no, confusión.¡

El hombre es fuego,
La mujer estopa.
Viene el diablo y sopla.
Entonces sucede esto: ”Un escándalo sacude a un pequeño pueblo de Entre Ríos. Es que un cura de la localidad de María Grande, ubicada a 65 kilómetros de Paraná, fue apartado de su función en la Parroquia María Auxiliadora. El cura en cuestión según la certeza que maneja ahora la Iglesia Católica, mantuvo relaciones sexuales con una chica, producto de lo cual sobrevino un embarazo.”

En un principio el sexto mandamiento decía:” No fornicar” y el noveno “No desearás la mujer de tu prójimo” pero luego por razones que no dudo, la Iglesia que maneja la franquicia habrá evaluado concienzudamente fueron modificados en su redacción tipo DNU (decreto de necesidad y urgencia) y quedaron así:  6º No cometerás actos impuros.  9º No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
Claro, no fornicar resultaba fonéticamente duro y tentador para agarrar el diccionario en tiempos pasados o Wiki ahora y enterarse que fornicar significa según la Real Academia “Tener ayuntamiento o cópula carnal fuera del matrimonio.” casi a contramano de aquello de: Creced y multiplicaos, pues todos sabemos lo que a veces pasa cuando por decirlo poéticamente “hacemos el amor”.

Lo del amor suena muy bonito pero en realidad como decía mi abuelo cuando uno anda con toda la leche en el lomo, convergen una serie de pequeños terremotos que sacuden el cuerpo de ambos implicados que luego, bueno, harán “el amor” fornicarán o cómo te venga llamarlo, donde participan los cinco sentidos desde los ojos hasta la nariz y aún más  allá. Todas sensaciones que vienen ya incorporadas en el genoma humano y no te podés quitar ni con alta cirugia.
Y  aquí aparece el primer problema para los curitas pues ellos:” han renunciado, como ofrenda a Dios, a casarse y a tener vida sexual para entregarse totalmente al Creador”
Es más, ni siquiera mirar pueden : “Habéis oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón” (Mt 5, 27-28).

Resumiendo: por un lado te dicen” «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón» y «amarás a tu prójimo como a ti mismo» (Mc 12,31). y posteriormente: .“¡No desearás la mujer de tu prójimo! “para luego volver a cambiar: No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
Finalmente si la fémina no está esposada con prójimo, es decir no es la mujer del tipo, pero si es tu prójimo, pues no es tu hermana, ni tu novia, ni nada parecido, solterita y sin apuro y en edad de merecer, es pecado copular con ella, o forma parte del Génesis: Creced y multiplicaos ?
Lo dicho, todo se debe a una gran confusión..¡¡¡



Fuentes: padrepio.catholicwebservices.com/radiomaria.org.ar/ 
infocatolica.com/focus.it/telefenoticias.com.ar/desmotivaciones.es/c


0 comentarios: