****************

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Mil momentos; el momento.

 
"El caer no ha de quitar la gloria del haber subido."  (Calderón de la Barca)


Todo lo que sube en algún momento baja,. desde las tetas de Lía Crucet "La Tetamanti" hasta  el culo de Flavio Mendoza, y no precisamente por la ley de gravedad de Isaac Newton sino por el simple paso de los años.
Nos cuesta a los ignotos mortales aceptar esta realidad inevitable, cuanto más a  quienes están encumbrados en la consideración popular  y que les resulta aún mucho más difícil dejar los primeros planos.
Y esto es válido para un concejal de un pequeño municipio, para un político, un artista o un deportista a nivel internacional.
El entorno, los medios, los intereses de terceros empujan a los ídolos a continuar hasta el límite de la crítica, de la pena, del ridículo, del recuerdo de tiempos idos que ya no volverán.
Carlos Monzón campeón mundial de boxeo en la categoría liviano, disputó 102 combates de los cuales ganó 90 (59 por KO) empató nueve y perdió  solo tres, defendió catorce veces su corona de Campeón Mundial y luego de la última defensa ante Rodrigo Valdez se retiró invicto en 1977.Su vida lo llevó por otros caminos extra deportivos con las consecuencias conocidas. Pero deportivamente Monzón se retiró en plena gloria y es por ello que se le recuerda entre los grandes deportistas de Argentina. 
Son pocos los casos como el apuntado precedentemente, el último que recuerdo de un grande que se retiró también en plenitud fue Julio Bocca quien lo hizo en el 2007 luego de un espectáculo extraordinario al aire libre que convocó a millares de personas y que el bailarín cerró diciendo: ""Fue una noche maravillosa, gracias y hasta siempre".
Pero son apenas dos, tal vez haya otros pero en el balance siempre serán menos aquellos que reconocen a tiempo que la hora del adiós ha llegado y es momento de gozar de la fama con tranquilidad, tal vez con mucho menos dinero, pero con otras cosas que resultan mucho más reconfortantes.
Algunos, optan por cerrar el círculo competitivo y continuar en otras áreas vinculadas a la actividad en la cual brillaron, y esto es también una decisión inteligente; demuestra que el retiro a tiempo no significa necesariamente el ostracismo, la inactividad total; por el contrario se puede aportar mucho a las nuevas generaciones que vienen pidiendo espacio para poder demostrar su valía y que si todos pretendemos perpetuarnos en nuestro lugar  no será posible.
La buena voluntad, las ganas de participar siempre, los aciertos que cada vez son más escasos y ya no alcanzan, marcan tal vez el momento de  hacer mutis por el foro, verdad Martín ? o te puede pasar  algo como esto, y ahí sí que sonaste.

BC: All Rights Reserved.

                        
Gracias:oscuatin


0 comentarios: