****************

lunes, 25 de abril de 2011

Retrato:Joaquín Salvador Lavado.

Los archivos indican que sus primeros trabajos como humorista y dibujante los realizó en una publicación llamada ESTO ES, y a partir de allí lo hace en varias revistas y diarios de primera línea de la época (año 1954) tales como Leoplán, Usted, Panorama, Atlántida, y  otras.
Nativo de Guaymallén (Pcia. de Mendoza-Argentina) Joaquín Salvador Lavado, internacionalmente conocido como "Quino" o si lo prefiere el padre de Mafalda su personaje más emblemático, es un señor que ha hecho pensar y reír a varias generaciones, utilizando un humor con chistes que  buscan la sonrisa como medio de enfrentarse a la cruda realidad. .
La primera historia de Mafalda se publica en Leoplán, tras lo cual  pasó luego  a editarse regularmente en el semanario Primera Plana y en varios otros, hasta el  25 de junio de 1973, cuando Quino decidió dar por terminado el ciclo por agotársele las ideas según manifestó en aquel entonces, actitud  ésta que demuestra una honestidad pocas veces vista en otros realizadores que exprimen a sus personajes sin consideración alguna, hasta hacerlos desaparecer de la consideración del público.
En el año 2000, Lucía Iglesias Kuntz, (El Correo de la UNESCO) le efectuó un reportaje a Quino, que nos permite conocer un poco más de este artista a través de su propia descripción.
Ante la pregunta de cómo definiría su humor Quino responde:"No creo que mis dibujos sean de aquéllos que provocan la carcajada. Se trata más de meter el bisturí que de hacer cosquillas. En realidad no lo busco, me sale así. Me gustaría ser más divertido, pero con la edad uno va perdiendo gracia y se va poniendo más incisivo.
Tal vez en la respuesta que Quino ofrece ante la pregunta, de cuáles son sus temas preferidos, se encuentra la síntesis de la obra de este genial artista:
"No creo que haya temas que prefiera, aunque a la larga uno descubre cosas recurrentes en sus dibujos. En mí, la constante es el humor sobre débiles y poderosos, la relación entre el poder y la gente. Crecí en una familia muy politizada, la guerra civil española y el avance del fascismo fueron dramas que marcaron mi infancia; ello me dio un sentido político de la vida que me gusta reproducir en cada uno de mis dibujos. Estimo que las relaciones de poder se dan en todos los ámbitos; un personaje ante un funcionario público, que siempre es el poderoso, o ante un camarero, ante un médico. Me interesan los roles en los que uno siempre está subordinado a lo que opine el otro. También trabajo sobre la vida y la muerte. En ese caso la muerte es el poderoso y los vivos somos los débiles. Me preocupa la vejez como pérdida de libertad, me aterra la idea de tener que depender de otras personas para las cosas más elementales, así que dibujo viejitos de 84 años que quieren tomar una copa de vino y sus nietos se lo prohíben.
Sobre la vigencia de Mafalda, que aún luego de 38 años de haber desaparecido de las editoriales, sigue en plena vigencia Quino dice que " es porque parte de su mensaje no ha perdido vigencia. La humanidad sigue teniendo muchas asignaturas pendientes. El mundo que existía en 1973 cuando dejé la tira y que Mafalda tanto criticó está igual, si no peor que entonces. Si bien me halaga que se siga leyendo, también es triste pensar que la injusticia social que ella denunciaba sigue existiendo.
En el final un texto de Quino, que no necesita ningún agregado:  

                  LA VIDA DEBERÍA SER AL REVÉS ¡¡¡


Se debería empezar muriendo y así ese trauma está                                      superado.

Luego te despiertas en una residencia mejorando día a día.

Después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión.

Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.

Trabajas cuarenta años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.

Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo y te preparas para empezar a estudiar.

 Luego empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos nueve meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central, room service, etc.

Y al final abandonas este mundo en un orgasmo.¡  
                                                                                            Quino.

0 comentarios: