****************

viernes, 29 de abril de 2011

A quién le importa. ¡?

                                                                  
Si todos piensan que en este lado del planeta la mayoría, estamos atentos a la reciente boda de la parejita inglesa, se equivocan de cabo a rabo.
Nosotros tenemos nuestro propio conventillo que al igual que el narrado días atrás en el post "Entre realidad y ficción..., la vida" (*), involucra a tres personas: Joanna damisela fogosa, de fuerte carácter, apasionado decir y reputada amansadora de ansiedades, el Gonza, esposo de la anterior, y un tercero en discordia al que llamaremos Calculín.
Joanna, quien vive un estadio de dulce espera, encontróse furtivamente con Calculín en el automóvil de éste y se dieron como si se acabara el mundo, situación esta que fue captada por un fotógrafo, quien a su vez, la pasó a un chismoso que ahora gasta aires de suficiencia en la TV porque la vida le sonríe ignorando  el tiempo aquel, cuando siendo notero de Lucho Avilés, recibió un sopapo propinado por un ocasional acompañante de Su Giménez que  le rompió el tabique nasal por divulgar una situación parecida,  y que antes que se enfriara el automóvil de la traición, ya estaba mostrando las comprometedoras fotos.
Y allí se pudrió todo.
Pero, es justo reconocer que salvo la abuela reina de la díscola Joanna que es una figura señera de la televisión argentina, la madre de esta también figura muy reconocida, el marido Gonza, actor y empresario transandino, y el propio Calculín (de efímero paso en el Ministerio de Economía de Argentina (apenas 136 días: lunes, 10 de diciembre de 2007/ jueves, 24 de abril de 2008) todos guardaron un intrigante silencio.
Y entonces como quieren que estemos….¡¡¡
Porque si bien, la tevé de Argentina, las radios, los diarios, la web, todos hablan del tema, lo nuevo que se agrega a lo antes dicho, es poco, y estamos todos pendientes, mordiéndonos las uñas de las manos, los que llegan también la de los pies, rezando para que el amor triunfe, pasando las cuentas de ese adminículo que se parece a un rosario, y tomando té de melisa.
Muy agradables los novios reales, que vivan felices y coman bifes de chorizo con puré por muchísimos años, pero con el quilombo que tenemos aquí, su casamiento.,…………¿a quién le importa?.
BC.2011.All rights reserved.
Ver:http://wwwchucheriascollaresyperlas.blogspot.com/2011/04/entre-realidad-y-ficcionla-vida.html 

0 comentarios: