****************

domingo, 23 de enero de 2011

Quién Labarca, poco aprieta.

La verdad que el " Guayo" (así le llaman sus amigos)  Eduardo Labarca se comporto como alguno de los  personajes de su obra "El turco Abdala" al mear (Guayo no orina, mea) la tumba de Jorge Luis Borges diciendo que era un "homenaje al maestro y un repudio al ciudadano"
Perfecto, cada cual es dueño de hacer de su culo un pito y si quiere fumar con él, pero…..quien carajo es el meón Eduardo Labarca.
En su página oficial se autodenomina "un escritor entre dos siglos" como si haber nacido en 1938 y estar vivito y meando en el 2011 fuera un mérito, e incluso exclusivamente suyo.
Es en realidad, alguien que escribió dos o tres novelitas (algunas sospechadas de dudosa autoría) y otros tantos ensayos que critica a Borges porque éste se entrevistó con Pinochet, mientras él en aquel entonces  (22 de septiembre de 1976) se encontraba en tierra mexicana.
El recorte que ilustra esta parte de la nota, pertenece al sitio "Piensa Chile" (http://www.piensachile.com/index.php) descubre una faceta que aquellos que se ocuparon de la noticia sobre " Labarca picia la tumba de Borges" ignoraron y esto dice:
Las fabulas de Eduardo Labarca Goddard
por Ozren Agnic Krstulovic (Chile)
DOMINGO, 03 DE FEBRERO DE 2008
El señor Eduardo Labarca, ex militante comunista, miente con descaro. Miente cuando se asigna una profesión que efectivamente no tiene (abogado). Miente cuando se presenta como habiendo tenido, desde niño, una supuesta cercanía con Salvador Allende. Miente cuando indica que fue acompañante habitual del Presidente mártir en sus viajes al extranjero. Miente cuando se presenta como “ex director del diario El Siglo”. Miente, o acoge como suyas, mentiras de otros acerca de supuestas amantes del presidente. En esto Labarca  pareciera seguirle los   pasos al desprestigiado “historiador” Víctor Farías, especialista en denigrar a Allende.
La nota demasiado extensa para agregarla en su totalidad continúa dibujando el verdadero rostro (según el autor Agnic Krstulovic) del Sr. Eduardo Labarca, pero que bien se podría sintetizar así "Hoy no es más que un mercachifle al servicio de su propio bolsillo, y a la caza de una inmerecida y espuria  fama literaria."
Pero en verdad en un raro ejemplar este señor  Labarca.
En la presentación  en Chile de su libro "El cadáver tuerto" recordó a Borges, pero de una manera más elegante que la que hoy nos ocupa al manifestar:"Un par de veces al año entro a comerme un Big Mac con Coca-Cola, papas fritas y harto kétchup, y de vez en cuando me devoro un libro de Isabel Allende. Me gusta la variedad de la dieta mediterránea, un día ostras y otro charquicán; Joyce al desayuno, Bolaño al almuerzo, por la tarde Robert Musil y de postre Borges."
Finalizando con el tema de la orina Labarca ante la pregunta si alguien podría sentirse ofendido por su acto manifestó:
¿Quién se va a ofender? Si se ofenden es porque tienen una visión muy corta, no creo que se ofendan. Borges como escritor fue un gigante pero como ciudadano yo lo desprecio absolutamente. Estando anciano, casi ciego, se vino a Chile a saludar al dictador (Augusto) Pinochet en los días en que estaba matando. Espero que la familia se tome el asunto con humor borgiano.
Labarca, tomate esto con humor borgiano:
BC: All Rights Reserved.


Gracias:http://www.youtube.com/user/carfer11

0 comentarios: