****************

martes, 17 de mayo de 2011

Dime con quién andas.

Argentina ha sido considerada muchas veces como un país de políticas pendulares.
Hoy gobierno yo y se hace esto, mañana gobierna él y cambia lo que nosotros hicimos, a veces con justa razón, la mayoría al divino botón.
Solo para poner sellos sugeridos por publicistas "Gestión de fulanito" o “Gobernación Menganito”; la conveniencia del país y sus ciudadanos es una cuestión suplementaria.
Pero esto no es una novedad, como tampoco lo es el hecho que los políticos tienen cada uno en su momento a los llamados "eternos oficialistas", podríamos nombrar a varios que son figura en este momento, pero saltan a la vista por sí solos.
Si enciende su TV verá a una acalorada defensora del modelo haciendo su trabajo de difusión, en la tapa de aquella revista hay otros dos, mientras conduzco mi automóvil por el abigarrado tránsito porteño, un otrora periodista deportivo castiga como todas las mañanas a un conocido multimedio que está muy enfrentado con el gobierno.
Son los eternos oficialistas, especie arraigada a todos los gobiernos de cualquier signo y color, que van mutando para estar siempre presentes en los círculos del poder, como viene sucediendo desde hace muchísimos años.
Vean esta ilustración del año 1936, la cual de por sí no necesita mayores comentarios.
BC.2011.All rights reserved.

0 comentarios: