****************

sábado, 28 de agosto de 2010

CUESTIÓN DE FE

Todavía recuerdo una frase escuchada en mi vida escolar humorísticamente utilizada en ocasión de realizarse en el aula la tarea Composición, tema: La Vaca y que comenzaba así: "La vaca es un animal todo forrado de cuero, tiene las patas tan largas que le llegan hasta el suelo." 
El hecho es que me encontraba  frente a la góndola de las carnes en el supermercado y observé a un matrimonio que con mucha dedicación y esmero parecía que estaban tratando de dar forma a una vaca, partiendo de un imaginario rompe cabeza que iban armando con las diferentes bandejas que colocaban en su carrito de compra. Me dí cuenta que estaban con un problema porque les faltaría la cabeza, (parte que  no venden los supermercados; aún)  y también algunas otras partes que otros carnívoros humanos ya se  habían llevado.
Como advirtiéndome que yo también estaba a punto de sumarme a esa  jauría consumidora de la carne de otro mamífero, apareció en mi mente la imagen de Khamadenon, la vaca divina que es nodriza del Universo y consustancial de la diosa Lakmi, y que nació del lago de leche en que se transformaron las aguas del mar al mezclarse con la gotas del elixir de la inmortalidad, cuando Vichnú trató de evitar que el Monte Merú cayese en los abismos. Su veneración se transmitió a todas las vacas que pastan en las riberas del Ganges, porque se consideran otras tantas encarnaciones de la fiel e inseparable compañera de Vichnú  y la muerte voluntaria de una de ellas se califica en el Código de Manú como si se tratara de la del mismo Brahma, y se castiga con rigurosas penas que terminan con la muerte del asesino,  e incluso si fuese involuntaria se preveen para quien la realice castigos que indican que, "Aquel que mate por descuido una vaca, deberá ejecutar durante tres meses los siguientes actos:
- En el primer mes, Afeitarse enteramente la cabeza y,
-Comer granos de cebada cocidos solo con agua, sin sazón, y  vivir en compañía de dichos animales, debiendo cubrir su cuerpo solo con la piel de la que mató.
-Durante los dos meses siguientes, comerá  solo cada dos días y deberá hacer abluciones con orina de vacas, a las que seguirá todo el día para tragar el polvo que levanten, y por la noche dormirá al lado de ellas para cuidarlas y evitar que le causen algún daño; se detendrá cuando ellas se detengan y caminará cuando ellas caminen, y solo se sentará cuando ellas descansen.
-Si alguna de ellas enferma, la cuidará, como también las defenderá de cualquier riesgo y cuando llueva o haga frío no se refugiará en ningún abrigo sin que previamente haya puesto a cubierto de las inclemencias del tiempo a la totalidad de los animales.
Cumplidos durante tres meses estos castigos, para que el penitente purgue totalmente su crimen deberá donar a los brahmanes diez vacas y un toro, y si nos los tuviera, les dará todo cuanto posea."(Enciclopedia de las Religiones -Gonzalo Fernández de León)
Retrocedí sobre mis pasos, mientras  comprobaba que el matrimonio consumidor compulsivo de carne vacuna se alejaba satisfecho, y me encaminé hacia el sector de las verduras dispuesto a comenzar una etapa más provechosa para mi organismo y también para mi bolsillo dado que nunca fui poseedor de una vaca, cuanto  menos de diez de ellas y un toro.










BC: All Rights Reserved.

0 comentarios: